Fiesta patronal en modo covid en la parroquia Nuestra Señora de Caacupé

0
13

Parroquia Nuestra Señora de Caacupé.

Tomando todos los cuidados necesarios, vecinos del barrio 23 de Octubre se prepara para el inicio del novenario en honor a su Santa Patrona, previsto para el  próximo 28 de noviembre. El programa prevé todos los días, a las 18:00, el recibimiento de las comunidades, confesiones, 18:30 rezo del santo rosario y, a las 19:00, la celebración de la santa misa. La mayor fiesta mariana en honor a la Virgen de Caacupé se vive en esta comunidad.

El padre Tranquilo Manfroi, curapárroco de la parroquia Nuestra Señora de Caacupé, de la Congregación Pobres Siervos de la Divina Providencia, dijo que todo está preparado para la fiesta patronal, este año un tanto distinto por la pandemia del nuevo coronavirus, pero como la misma fe mariana de siempre.

“Nuestra Señora de Caacupé tiene mucha fuerza en todo el país. En nuestro barrio esta fiesta atrae a muchas personas de otras comunidades. El año pasado, el 8 de diciembre me conmoví mucho por la participación de la gente y cómo venía a pagar sus promesas, entrando a la iglesia de rodillas, con una fe grande”, mencionó.

El religioso acotó que “celebró esa fe mariana de la comunidad católica del barrio y de todo el departamento. Los cuidados es algo que nos preocupa a todos en este tiempo de pandemia, pero estamos buscando mantener todo el protocolo sanitario, para que la gente pueda venir a rezar bien con seguridad. Por eso insistimos a la comunidad, es muy lindo que vengan a rezar, pero al mismo tiempo pedimos que nos cuidemos, respetando el protocolo sanitario”.

Explicó que no todas las capillas van a participar, no todas serán invitadas para el novenario para justamente evitar la aglomeración. En ese sentido un grupo de 200 servidores están listos para todo lo que hace al trabajo organizativo de las celebraciones. La gente será ubicada dentro como en la explanada de la parroquia, siempre manteniendo la distancia.

“Todo está bien organizado, vamos a tener buena participación, pero para evitar mucha aglomeración cada noche están invitadas una a dos capillas para participar del novenario. Todo el programa del novenario ya está confeccionado y empieza el sábado 28 de noviembre y va a culminar el 6 de diciembre. El 7 vamos a tener una programación especial, así como el 8 de diciembre”.

Ahora la Parroquia está más abierta, antes las celebraciones se realizaban de manera virtual por la pandemia. “La gente nos acompañaba por las redes sociales y ahora estamos abriendo nuevamente todas las capillas, que están teniendo sus celebraciones, los sacramentos, menos las primeras comuniones, confirmaciones”.

OLLAS POPULARES

Este año con la pandemia están trabajando con las ollas populares. Dijo que la labor de la comunidad no sólo se destaca por el aspecto espiritual, sino también social. “También trabajamos mucho en las obras sociales como son las ollas populares que son muchas. En este momento estamos acompañando más de 70 ollas populares donde están involucrados muchos servidores que se movilizan tempranito y para el mediodía ya está lista la comida. Hay un movimiento muy grande en el lado social, no solo en el lado espiritual en la comunidad”.

Para la tarea se cuenta con el apoyo de personas solidarias, con aportes para los alimentos “y eso nos ayuda mucho. Tengo que agradecer a Dios por esas personas solidarias, empezando por la gente de Itaipu, la Fundación Los Ángeles que nos están ayudando por medio de la Pastoral Social de la Iglesia de la Diócesis haciendo un hermoso trabajo. Claro que falta mucho por hacer, pero este año la pandemia nos enseñó a trabajar juntos, eso es algo muy lindo”.

El sacerdote comentó que esta pandemia nos apartó por un lado, pero por el otro nos unió. “Hay cosas difíciles, pero cosas lindas también. La solidaridad se noto mucho este año, en las comunidades de la parroquia, que también tiene asentamientos bastante pobres. Vimos la solidaridad de mucha gente que realmente nos permitió por lo menos matar el hambre, por lo menos la comida la tenemos asegurada por día y también el desayuno”.

Fuente -> http://www.laclave.com.py