Familia de Nicolás cuestiona pericias y pide que el conductor sea acusado de homicidio culposo – Nacionales

0
30

El defensor de la familia de Nicolás Fernández (23) recordó que el Ministerio Público requirió la elevación de la causa a juicio oral y público contra Mauricio Gulino solamente por omisión de auxilio y pidió el sobreseimiento definitivo por homicidio culposo. “En este caso, solicitamos que se eleve a juicio oral por ambos hechos punibles”, señaló Preda.

El abogado agregó que el fiscal tomó como ciertas las conclusiones de los peritos del Ministerio Público y de la defensa, quienes buscan instalar que la víctima tuvo la culpa del accidente debido a que cruzó en un lugar incorrecto y que supuestamente el vehículo de Gulino no iba a una velocidad muy alta.

“Nosotros entendemos claramente que eso no se corresponde con la realidad”, afirmó. Sobre ese punto, señaló que ellos realizaron una pericia independiente tomando como base las imágenes del circuito cerrado y un técnico concluyó, teniendo en cuenta la distancia y el trayecto del vehículo, que este circulaba a una velocidad superior a 90 km/h, violando así el límite permitido en zona urbana.

Recordemos que el accidente ocurrió el pasado 17 de enero sobre la avenida Perú casi Intendentes Militares, en el barrio Las Mercedes (Asunción).

“Incluso el perito de la Fiscalía dice que el impacto se da a 59 km/h y si uno verifica las imágenes se ve que al menos 20 metros antes Mauricio aplicó los frenos, entonces definitivamente uno puede concluir de manera fácil que la velocidad que llevaba antes del impacto era muy superior a los 60 km/h”, evaluó.

Asimismo, destacó que los peritos de la Fiscalía y la defensa de Gulino solo evaluaron el impacto del cuerpo sobre el vehículo para medir la velocidad, a pesar de que se tienen las imágenes del accidente, con las cuales se pueden medir las distancias y ver el tiempo que recorre el rodado para concluir la velocidad con la que iba al momento de ocasionar el accidente.

Lea además: Proceso por atropellamiento fatal llega a su fin con posturas contrarias

En otro momento, el abogado destacó que llamativamente son demasiadas las similitudes entre las conclusiones de los peritos de la Fiscalía y de la defensa del acusado. “Las coincidencias de sus pericias son absolutas e incluso utilizan el mismo texto de un autor americano e incluso los mismos dibujitos que están en el libro utilizan para concluir esa velocidad”, añadió.

Por otra parte, con respecto a la supuesta culpabilidad de la joven víctima fatal en el accidente, el defensor de la familia aseguró que Nicolás cruzó en una esquina y en línea recta, como lo establecen las normas de tránsito. Preda manifestó que lo que busca la familia es justicia.

“Tampoco creemos que una pena privativa de libertad alta resuelva un caso como este en que no hay pena que le haga resucitar a Nicolás (…) Lo que en realidad quiere la familia es que se establezca y se determine que efectivamente la muerte se produjo como consecuencia de la conducción negligente por parte de Mauricio, especialmente con la velocidad que llevaba al momento del impacto. No es precisamente un acto de venganza donde pedimos una privación de libertad prolongada, simplemente que se establezca en un juicio que efectivamente iba a una velocidad no permitida y que la responsabilidad fue del conductor y no del peatón”, finalizó.

Nota relacionada: Circulaba a alta velocidad

Este caso fue muy divulgado en las redes sociales con el hashtag #JusticiaparaNico, luego de que se compartiera masivamente un escrito en el cual el padre de la víctima lamentaba el manejo del caso y la injusticia que se estaba cometiendo.

El percance se registró a las 5:20 de ese viernes 17 de enero, cuando Rubén Nicolás Fernández Cañiza fue embestido por la camioneta Hyundai Santa Fe, guiada por Mauricio Gulino Lird, cuando estaba a pasos de terminar de cruzar la avenida Perú, con dirección a la calle Intendentes Militares.

Nicolás falleció tres horas después en el Hospital del Trauma, hasta donde fue trasladado por terceras personas, debido a que el conductor no se detuvo a auxiliarlo.

El fiscal Oscar Fernando Delfino imputó a Gulino por homicidio culposo y omisión de auxilio, pero al cierre de la investigación resolvió acusar únicamente por omisión de auxilio. El agente concluyó que el accidente fue ocasionado por imprudencia del peatón, motivo por el cual solicitó el sobreseimiento definitivo con relación al homicidio culposo.

El abogado Tarek Tuma, uno de los defensores de Gulino, manifestó ayer que las cosas no ocurrieron como se cuenta por las redes sociales. Con respecto a la omisión de auxilio, alegó que su defendido quedó en estado de shock tras el accidente, por lo cual no actuó en forma inmediata. Aseveró que minutos después, tras recuperar la calma, el conductor se apersonó en el lugar del hecho, se presentó a los policías y se ofreció a ayudar en lo que podía.

Tuma resaltó, además, que no es cierto que Gulino haya estado alcoholizado. “El resultado del alcotest dio 0.04, que científicamente no altera las facultades mentales ni tiene relevancia penal”, aseguró.

Nota relacionada: Destacan pruebas técnicas

Fuente -> http://www.abc.com.py