Fallecimiento se comunicó dos días después – Nacionales

0
12

El fiscal Yoan Paul López comentó que el fallecimiento de una persona que trabajaba en un local gastronómico de Carmelitas fue comunicado de manera oficial recién dos días después de ocurrido. El joven fue víctima de una descarga eléctrica.

El Ministerio Público se constituyó ayer en el local gastronómico TGI Friday’s, ubicado en Carmelitas, Asunción, tras una denuncia realizada por la familia del joven William Molas (23), que falleció electrocutado el domingo en el local.

El fiscal Yoan Paul López explicó que procedieron a verificar el sitio con un forense del Ministero Público, personal de Criminalística y del Cuerpo de Bomberos Voluntarios. El informe sobre esta intervención estará listo en los próximos días.

López comentó que en el lugar existían cámaras de circuito cerrado en cuyo registro se puede observar el momento en que se produjo la descarga a través del lavavajillas. El Ministerio Público buscará determinar si el sitio contaba con todos los elementos de prevención.

“Esto ocurrió el domingo, a las 19:30. Activaron ellos el protocolo de emergencias: viene el personal de Emergencias Médicas, luego lo trasladan a IPS, donde aparentemente se comprueba el deceso. Vamos a verificar dónde se comprobó el deceso; de acuerdo a dónde se haya comprobado se tuvo que haber hecho la comunicación; a quién, a la Policía Nacional y, luego de seis horas, al Ministerio Público. Pero la denuncia llega 48 horas después”, indicó.

“Queremos determinar quién tenía la obligación de comunicar. La obligación de denunciar era aquí. Entonces, se tenía que haber constituido la Policía Nacional y el Ministerio Público aquí, ese día. Si se confirmó en el IPS; la constitución tenía que hacerse ahí. Aclaro: el día martes oficialmente recién se comunicó”, subrayó.

“Ya hemos resguardado todos los elementos probatorios. Ahora ya queda en mano de las otras autoridades”, concluyó.

 “Un error garrafal”

Por su parte, Alejandro Conti, gerente general de TGI Friday’s en el país, señaló que Molas estaba lavando la máquina cuando ocurrió el incidente. “Cometió un error garrafal en cuanto a seguridad: es una máquina llena de agua, estaba mojado el piso, él estaba mojado, no desenchufó la máquina, se tiró en el piso, y los zapatos de seguridad que tenía ya no le servían porque ya estaba todo mojado, y sin apagarla, metió la mano en la zona donde está lo que se llama broiler”, manifestó.

Dijo que en ese momento el joven sufrió la descarga eléctrica, por lo que solicitaron auxilio a la empresa de emergencia con la que trabajan. “Se le hicieron tareas de reanimación, se le subió a la ambulancia, se le realizaron otras tareas de reanimación en IPS. En un momento dado los médicos de IPS –como consta en el acta de defunción– lo dieron por fallecido. Lamentamos terriblemente la pérdida de William, porque era un compañero de trabajo que apreciábamos todos”, indicó.

Comentó que a partir de ese instante se pusieron en contacto con la familia. “Vinieron, les ayudamos en los trámites, les acompañamos a la funeraria para hacer los trámites de sepelio, abonamos el monto, y al día siguiente estuvimos en el sepelio para acompañarlos”, señaló.

En cuanto a la denuncia, sostuvo que ellos comunicaron el caso a los policías de guardia en el IPS. “La Policía de IPS debía hacer la denuncia a la comisaría 12ª o a la 10ª. Nosotros fuimos el martes, y en ninguna comisaría estaba la denuncia. Hicimos la denuncia, y encontramos también la denuncia de la hermana, porque William no tiene ni padres ni esposa”, sostuvo.

“El miércoles estuvimos trabajando con el fiscal. Le mostramos todos los documentos de mantenimiento que tiene la máquina. Estamos esperando a ver qué información más necesita el fiscal. Esta mañana vino gente del Ministerio de Trabajo, y también le entregamos la documentación correspondiente”, concluyó.

 

Fuente -> http://www.abc.com.py