Estimaciones de Salud al inicio de la pandemia eran de 30.000 muertos

0
20

La directora del área de Promoción de la Salud del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social señaló que las medidas estrictas tomadas al principio de la pandemia en el país fueron sumamente importantes para evitar muchas más muertes.“Las estimaciones al comienzo hablaban, categóricamente, de 25.000 a 30.000 muertos”, reveló Amarilla este domingo al programa La Lupa, emitido por Telefuturo. La doctora mencionó que si no hubiésemos hechos todos estos pasos anteriores, jamás hubiésemos estado en el escenario que estábamos. “Epidemiológicamente es un escenario demasiado auspicioso e inclusive envidiable para toda la región”, aseguró. Sobre el porqué liberar ciertos sectores cuando seguimos en la meseta de contagios, explicó que las medidas sanitarias establecidas deben continuar a pesar de la eliminación del concepto de fases y que además se seguirá evaluando cada situación. Nota relacionada: Sequera explica por qué salimos de fases: “No es que se declaró so’o” No obstante, apuntó que desde la Salud Pública no solo es importante la medicina sino que desde una mirada global se tiene que tener en cuenta la salud física y mental y la economía de las personas. “La salud pública no es una materia de la medicina, la medicina es una materia de la salud pública y la salud pública es algo global, no solo el asistencialismo, en donde también se tienen que tener en cuenta todos los otros asociantes de la salud; están la economía, la salud mental”, afirmó. Continuó: “Es importantísima, en la salud pública, la antropología y el aspecto cultural. La parte social es muy importante para nosotros. En otros países nórdicos no tendrían tantos problemas porque los núcleos familiares son muy pequeños, la relación y la frecuencia con la que se relaciona con la familia extendida es de manera puntual y eventual”, comparó. Asimismo, comentó que otra situación que demuestra que cada sistema sanitario es diferente y debe adaptarse a las realidades de su sociedad es que Paraguay es uno de los pocos países que habilitaron sectores como gimnasios y que en otros países están cerrados, pero que no han reportado brotes importantes. Lea más en: Adiós a las fases de la cuarentena y llaman a “convivir con el Covid” “En otros lugares se ha prohibido olímpicamente el tema de la peregrinación y nosotros hoy estamos en mesa de diálogo para Caacupé, Navidad y Año Nuevo”, adelantó. Duplicación de casos se está ralentizando Amarilla apuntó que existen indicadores que impulsaron al Ministerio de Salud a avanzar a esta nueva etapa. “Uno son indicadores tanto de muertes como de casos. Nosotros tenemos una duplicación de casos que se está enlenteciendo y también la duplicación de los casos de muertes se está enlenteciendo”, aseguró. Indicó que también se tuvieron en cuenta detalles no menores “como por ejemplo la constancia en la mortalidad y en la letalidad, inclusive la letalidad, es una letalidad que es mejor que la de Uruguay”. La doctora sostuvo que en este contexto también se tiene una disminución en el ritmo de contagios. “Pero ojo, con esto no estoy diciendo que ¡viva la pepa!. Más que nunca son superimportantes el lavado de manos, la distancia y el uso de tapaboca”, recomendó. Añadió que a pesar de estos datos continúa una preocupación de un desborde y que derive en un colapso sanitario. Anunció, además, que la meseta de contagios persistirá dos o tres semanas más, según estimaciones.

Fuente -> http://www.ultimahora.com