Essap pide no derrochar agua, pero conexiones clandestinas rondan el 15% – Nacionales

0
24

Desde la aguatera estatal se indicó que las motobombas que instalaron como parte de su plan de contingencia para paliar la bajante del río Paraguay permitirán que la planta de Viñas Cue siga operando, pero advierten que ni siquiera con los pozos artesianos que tienen de respaldo para extraer agua soportarían una alta demanda, por lo que piden racionalizar el consumo. En paralelo reconocen que al menos un 15% de su producción va a parar a conexiones clandestinas, sobre las cuales dicen que hacen “lo que se puede”.

28 de septiembre de 2020 – 18:11

Respecto a los trabajos que vienen realizando en la planta de Viñas Cue, que provee a gran parte del área metropolitana, el gerente general de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap), Carlos Antonio López, indicó que con la instalación de motobombas “se garantiza la provisión, pero de todas formas hay que usar el agua de forma racional”.

Lea más: Nuevas bombas en Viñas Cue para evitar desabastecimiento de agua

La extrema bajante del río Paraguay hace que la Essap haya tenido que implementar un “plan de contingencia” ya que según advirtió López, “el 99% de la producción y distribución en área metropolitana depende del río Paraguay, el resto tenemos pozos profundos. No estamos todavía con problemas pero si sigue así sí vamos a tener”.

De hecho, recordó que la aguatera estatal posee además unos 38 pozos en punto estratégicos para respaldar la extracción de agua, pero “con eso sacamos 15.000 metros cúbicos, pero como el déficit es tan grande, estamos hablando de un déficit de 50.000 metros cúbicos día”, tampoco alcanza. Insisten en que la única solución es concretar la licitación de una nueva planta en Viñas Cue con capacidad para unos 110.000 metros cúbicos diarios, que está frenado por protestas en la etapa de adjudicación. Con eso “por 10 años solucionaríamos el problema”, sostuvo.

Ante la imposibilidad de una solución a corto plazo, ya que también se esperan recién lluvias importantes para diciembre que ayuden al repunte del río, la institución insiste en la racionalización del consumo. Piden por ejemplo no limpiar con agua las veredas, limitar el riego de los jardines y postergar el lavado de vehículos por ejemplo.

Conexiones clandestinas

No obstante, la Essap reconoce importantes pérdidas y con personas que ni siquiera pagan el servicio. “El 15% por ahí tenemos conexiones clandestinas, fácilmente. Combatimos en la medida de las posibilidades, pero hay bastante. Tenemos que hacer un catastro y actualizar ese catastro”, afirmó.

De vuelta para dicho catastro se necesita una licitación, lo cual no tiene futuro de concreción próximo. “En área metropolitana estimamos que hay unas 30.000 a 40.000 conexiones clandestinas. En San Bernardino es más chico pero igual afecta bastante”, afirmó, indicando que el problema no es solo en área metropolitana.

El fin de semana, varios usuarios a través de las redes sociales reportaron falta del servicio y conste que aún no se inicia la temporada alta de verano.

Fuente -> http://www.abc.com.py