Escándalo de la “vacunación VIP” sacude al Gobierno en la Argentina – Mundo

0
43

BUENOS AIRES (EFE). Una de las denuncias fue radicada por el abogado Jorge Monastersky, según confirmó el propio letrado, que solicitó a la Justicia que se investigue a Ginés González García, ministro de Salud de Argentina hasta este viernes, por presunto abuso de autoridad.

“Sincericidio”

El escándalo se originó a raíz de que el periodista y titular del organismo Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) , Horacio Verbitsky, de 79 años, dio a conocer en el programa de radio en el que intervenía de manera regular que se había vacunado dentro de las instalaciones del Ministerio de Salud tras hablar con su “amigo” González García.

“Llamé a mi viejo amigo Ginés González García, a quien conozco desde mucho antes de que fuera ministro, y me dijo que tenía que ir al Hospital Posadas. Cuando estaba por ir, recibí un mensaje de su secretario, que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio, y que fuera al Ministerio a darme la vacuna”, reveló Verbitsky, a radio El Destape.

Después de esas declaraciones en las que revelaba que fue vacunado sin seguir los canales oficiales para ello, arrancó una polémica en las redes sociales, donde multitud de personas repudiaron las palabras de Verbitsky y la llamada vacunación vip a la que recurrió.

En Argentina, la campaña de vacunación contra el covid-19 se inició a finales de diciembre con el personal sanitario y esta semana comenzó la etapa de vacunación de los adultos mayores.

Para acceder a la vacunación, que es voluntaria y gratuita, los interesados deben tramitar un turno por internet, que es concedido en la medida que haya disponibilidad de vacunas.

Tras las declaraciones de Verbitsky, la prensa local dio a conocer otros presuntos casos de “vacunación VIP” a políticos, empresarios, sindicalistas y periodistas.

Abuso de poder

En su denuncia, Monastersky señala que González García “habría ordenado y autorizado a un grupo de personas a que sean vacunadas con la vacuna Sputnik en la sede de Ministerio de Salud a su cargo, alterando las prioridades que las normas específicas indican” y apuntó que “claramente” no se respetó el principio constitucional de igualdad entre los ciudadanos.

El presidente argentino, Alberto Fernández, le pidió la renuncia de González García, quien alegó que hubo un malentendido, y el jefe de Estado designó para su reemplazo a la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Otra denuncia alcanza no sólo al desplazado ministro sino a varios otros miembros de la cartera sanitaria, como Vizzotti, y quienes presuntamente recibieron la vacuna de forma privilegiada.

“Es inaudito que haya alguien, en este caso la cúpula del Ministerio de Salud, que dictamine quién debe morir y quién debe vivir. Con 50.000 muertos que llevamos en el país, este es un caso de corrupción clara”, aseveró el director de la entidad denunciante, Fernando Miguez.

Investigación fiscal

En tanto, el fiscal federal Guillermo Marijuán solicitó a la Cámara Federal que se investigue a González García, Verbitsky y otro eventuales involucrados.

“Se trata de un acto de inusitada gravedad institucional porque no sólo se está incumpliendo con los deberes de funcionario público, sino que se está impidiendo que una persona considerada de mayor riesgo y que necesita vacunarse no lo pueda hacer”, afirmó el procurador en su presentación, cuyo contenido ha sido difundido por medios locales.

El fiscal señaló que “resulta difícil comprender cómo, desde una posición de poder y de influencia política, se avasallan todas las normas en pos de un beneficio personal que no hace más que mostrar la bajeza y la catadura moral inexistente de los que intervienen en estos sucesos”.

Hasta ahora, Argentina –que tiene unos 45 millones de habitantes, alrededor de 7,2 son mayores de 60 años– ha recibido 1,22 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V (mitad del primer componente y mitad del segundo), lejos de los 5 millones previstos inicialmente para enero y de los 14,7 millones firmados para febrero.

Esta semana llegaron al país 580.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Fuente -> http://www.abc.com.py