Enfermeros de Clínicas, entre el miedo y la esperanza de que todo va a mejorar – Nacionales

0
29

El personal sanitario de los hospitales de contingencia que atienden a pacientes con coronavirus pasan sus días al pendiente de aquellos que fueron afectados por el virus puedan sortear sus cuadros. Estos deben lidiar con el temor que representa exponer sus propias vidas mientras transmiten a las personas que asisten todo el optimismo posible para sobrellevar de mejor manera la difícil situación.

19 de diciembre de 2020 – 07:55

Sin dudas, este fue un año difícil y desafiante para los enfermeros en todos los hospitales del país, puesto que la covid-19 circula en todas partes y pone en riesgo la vida de pacientes y personal de blanco. Así lo relató el licenciado Alcides Ayala, jefe del Servicio de Contingencia Respiratorio del Hospital de Clínicas, en comunicación con ABC Cardinal.

Según relató, este 2020 fue atípico, con momentos angustiosos y tristes, por ver a tantas personas enfermas y solas, porque en los servicios de contingencia las personas están solas, sin parientes que los acompañen. Esta situación hace que el 100% de la responsabilidad -tanto de la salud física como mental- recaiga sobre ellos.

En ese sentido comentó que al cuidado de la parte física se sumó la parte emocional, lo que resulta un verdadero desafío, ya que la situación también los afecta a ellos. Indicó que -a pesar de ser profesionales- no pueden descartar sus emociones y el miedo a contagiarse. Esto lo sortean con el apoyo de sus pares. “La contención emocional es muy importante. El apoyo entre compañeros es muy importante. Esa labor entre compañeros y en equipo hace que cada día podamos sostener esta situación”, señaló.

También contó que muchos compañeros con años de trayectoria -pese a tener las dispensas para no trabajar ya sea por la edad o por enfermedades de base- decidieron trabajar en pos de la salud de la población. Igualmente, resaltó que varios colegas sufrieron problemas de depresión por el temor que genera la enfermedad. “Tenemos compañeros que han desarrollado un cuadro de depresión, más por el temor de contagiar a sus familiares”, aseveró.

En otro punto, indicó que atravesar la pandemia sirviendo desde el hospital los ayudó a valorar condiciones que se daban por sentado. “Valorar el tiempo y la libertad. Ahora estamos condicionados por el distanciamiento social”, indicó.

Asimismo, reconoció que la covid-19 los ayudó a crecer como personas y afrontar el día a día con la esperanza de que todo va a mejorar. “Yo insto a la ciudadanía al cuidado, a respetar las medidas sanitarias; por amor a uno mismo y a la familia, debemos cuidarnos. Nos toca vivir una Navidad diferente, una Año Nuevo diferente, pero sea por el amor y por volver a compartir con nuestros seres queridos. Esto en algún momento va a pasar, tiene que pasar y lo ideal sería que todos estemos juntos y reunidos”, concluyó.

Hoy Paraguay cumple 284 días en cuarentena preventiva para evitar contagios masivos de coronavirus. Hasta la fecha el virus ya se cobró 2.050 vidas y los infectados ascienden a 98.296.

Nota relacionada: Infectados de covid-19 suman 1.268 nuevos contagiados y fallecidos llegan a 2.050

Fuente -> http://www.abc.com.py