Enfermedades de perros que son más frecuentes en verano

0
51

Problemas digestivos o gastrointestinales

Además de las altas temperaturas y los cambios de hábitos, en verano también cambiamos nuestra dieta y, por ende, en muchos casos, la de nuestras mascotas. Esta serie de factores pueden producir problemas digestivos y gastrointestinales como la gastroenteritis. Si la detectamos a tiempo y lo cuidamos, no irá a más, pero es importante tratarlo ya que de lo contrario puede tener consecuencias muy negativas en la salud de tu peludo.

Además, todos estos cambios influyen en el bienestar de perros y gatos. Es habitual que durante estos meses les ofrezcamos con más frecuencia las sobras de nuestra comida y que ingieran plantas y hierbas en las actividades al aire libre, y a menudo les sienta mal lo que comen. Las diarreas y problemas digestivos que acaban produciendo son incómodos y molestos para ellos.

Los síntomas de los problemas intestinales son muy diversos y pueden provocar desde pérdida de apetito, vómitos, diarrea y hasta estreñimiento. En casos más extremos, tu peludo puede presentar heces con sangre, problemas en la absorción o digestión de los alimentos, lo que puede derivar en pancreatitis. Ante casos como estos, lo mejor es que consultes a un especialista, él te recomendará el mejor tratamiento para el caso específico de tu peludo.

Pero, eso sí, puedes intentar prevenir al máximo estas situaciones. Evita administrar a tu mascota los restos de tu comida: sus necesidades nutricionales y su sistema digestivo es totalmente diferente que el de los humanos. Intenta también conservar en la medida de lo posible sus hábitos y su dieta, y siempre que quieras cambiársela acude a un especialista para que te asesore sobre la forma más adecuada de hacerlo.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es