En medio ambiente de acoso impune, otra mujer denuncia a “exhibicionista” en la vía pública – Nacionales

0
41

El hecho ocurrió al costado de la plaza en la cual que se encuentra la Iglesia de Luque, en pleno centro de esa ciudad, donde la denunciante Luz Cano se encontraba en su vehículo estacionado, realizando una llamada telefónica. Según relató a ABC, “éste -no sé cómo llamarle porque un personaje bastante desubicado- me rondó durante 40 minutos y en varias ocasiones se acercó demasiado mi vehículo y ahí me llamó la atención, y en una de esas, cuando ya corté la llamada que estaba realizando, me percato por él por el retrovisor de mi vehículo, veo que se desprendió la bragueta y estaba con el miembro afuera, tratando así de tapar con su saco lo que estaba haciendo, y en ese momento lo único que se me ocurrió hacer fue sacarle foto a la chapa de su vehículo”.

Lea más: Con la “Iglesia” en el Tribunal, y además quieren que les pague el abogado, afirman defensoras de Alexa

Luego de que el sujeto, que ya fue identificado por la víctima pero cuya identidad la misma se resguarda aún por sugerencia de su abogada, se viera descubierto, abordó rápidamente su automóvil, que se encontraba estacionado frente al de la presunta víctima. “Ahí me animé a bajarme y como habrán visto en las imágenes reacciones de esa manera -reclamandole y rompiendo parte del parabrisas- porque en serio me sentía indignada por lo que estaba pasando porque fue algo grotesco, para mí fue realmente indignante la situación”, mencionó Cano.

Lea más: Mucha indignación, pero poca acción ante caso Alexa

La misma buscó en la zona imágenes de circuito cerrado para sar mayor sustento a su denuncia, y consiguió algunas tomas lejanas donde se observa al hombre rondando el vehículo. “No se nota tan claramente, pero se ve lo que estaba haciendo él, o sea de que no fue de de prepotente nomás que me bajé a reaccionar de esa manera”, apuntó la mujer, que agregó que la Fiscalía también ya está en conocimiento de la denuncia.

“Cuando vi el circuito me volví a poner nerviosa, porque no me di cuenta en el momento cómo por ejemplo que se recostaba por su vehículo y se tocaba frente mío, y como que yo estaba distraída con mi teléfono, no me di cuenta de eso cuando hasta que ya fue más evidente, cuando ya tenía el miembro afuera y se puso a mi costado”, relató indignada.  

El caso toma mayor relevancia por el contexto y la indignación ciudadana por el fallo de un Tribunal dado ayer a favor del sacerdote Silvestre Olmedo, que fue llevado a juicio por una denuncia de acoso contra un joven. Si bien en el juicio se comprobó los toqueteos a Alexa Torres la denunciante, la mayoría del jurado decidió declarar inocente al sacerdote.

Fuente -> http://www.abc.com.py