Empresario pone en duda pago completo de aguinaldo a funcionarios de restaurantes – Nacionales

0
25

Oliver Gayet, de la Asociación de Restaurantes del Paraguay, afirmó este lunes que el Gobierno les denegó la posibilidad de fraccionar en tres pagos el aguinaldo para los funcionarios del sector y puso en duda la posibilidad de cumplimiento por parte de los dueños de los locales. Además, lamentó las nuevas restricciones aplicadas para evitar la expansión del COVID y expresó su temor porque la gente no querrá ir a los restaurantes al no comprender por completo los alcances de las disposiciones.

07 de diciembre de 2020 – 06:19

“Todo el mundo sabe la obligación (de pagar el aguinaldo en diciembre, pero no sabe si va a poder concretar el pago)”. Esa fue la respuesta del empresario Oliver Gayet, de la Asociación de Restaurantes del Paraguay, cuando este lunes se le consultó si cumplirían con el pago en este mes.

Gayet conversó con ABC y explicó que pidieron al Ministerio de Trabajo la posibilidad de fraccionar el pago en tres meses: diciembre de 2020 y enero y febrero de 2021, a raíz de la crisis que atraviesa el sector por la pandemia del coronavirus. Sin embargo, desde la cartera estatal le manifestaron que esto no puede hacerse porque la ley dispone que este derecho adquirido se abone hasta el 31 de diciembre.

Existe, sin embargo, una leve posibilidad de que se pueda permitir este fraccionamiento, lo cual depende del Ministerio de Trabajo, dijo Gayet.

Le puede interesar: Está prohibido fraccionar aguinaldos después del 31 de diciembre

El representante de uno de los gremios gastronómicos explicó que el 55% de los trabajadores del rubro siguen suspendidos y que pidieron la ampliación de estas suspensiones hasta marzo del año que viene; sin embargo, la respuesta fue que la Ley de Emergencia fenece el 31 de diciembre; razón por la cual piden que se extienda por lo menos seis meses más.

Gayet señaló que, si esto sigue así, los dueños estarían obligados a llamar a sus funcionarios suspendidos para el 1 de enero y que con ello se desencadenarían acciones que podrían llevar a la quiebra de los locales.

“Si no sale la extensión significa que tendremos que reincorporar a todo el personal, lo que significa que las empresas deben pagar salarios y si no se pagan comenzarán las demandas y luego el cierre de empresas”, advirtió.

Lea más: La restricción favorece la informalidad, aseguran

El representante del gremio no desaprovechó para expresar su repudio al veto del Ejecutivo a al proyecto de ley de emergencia para el sector gastronómico. Hizo un paralelismo con los piqueteros que semanas atrás lograron fondos por US$ 52 millones de dólares cerrando las calles del microcentro de Asunción durante tres días.

“Por lo visto hay que ponerse en cada esquina de piqueteros y en 48 horas nos van a dar el dinero”, ironizó.

Nuevas restricciones

Gayet se refirió también a las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno por el aumento de los casos de coronavirus. Dijo que no golpea tanto a los restaurantes en el sentido del horario de atención (hasta las 00:00) y la no prohibición de venta de alcohol dentro de estos sitios.

Sin embargo, explicó que puede que la gente vuelva a tener miedo de ir a los locales dando a entender que la población no comprende bien los alcances y limitaciones de lo impuesto. Contó, por ejemplo, que este fin de semana ya hubo una merma en la asistencia porque los clientes no sabían hasta qué hora podían permanecer en los negocios.

Tema relacionado: Ejecutivo emitió decreto que oficializa nuevas restricciones para evitar el avance de la covid-19

“Va a tener miedo otra vez la gente de salir como en agosto y setiembre, cuando hubo la cuarentena social. Poca gente fue a los restaurantes en esa época. Por suerte zafamos con la hora y con la venta de bebidas. Cualquier efecto social, cualquier rumor que puede haber nos afecta directamente”, detalló.

Gayet sí consideró que la decisión afectaría más al rubro de eventos, que se limitó a cuatro horas por actividad y a un aforo de hasta 100 personas, cuando la promesa del Gobierno fue la de extender la capacidad hasta 150 personas a partir del 9 de diciembre. Eso genera cancelaciones de contratos y que los clientes pidan la devolución de su dinero, explicó.

Finalmente, contó que los presidentes de los gremios están en permanente contacto y adelantó que presentarán un nuevo proyecto de ley de emergencia para el sector, que esperan se apruebe antes del receso parlamentario.

Fuente -> http://www.abc.com.py