Empleados de conocido supermercado se manifestaron para cobrar sus salarios

0
22

Manifestación de empleados al costado del supermercado Arco Iris.

Un grupo de empleados de la cadena de supermercados Arco Iris se manifestó ayer frente a la sede central, ubicada en el microcentro de Ciudad del Este, para exigir el pago de haberes. Denunciaron ante la Oficina Regional del Trabajo, que convocó a una audiencia tripartita, pero los representantes legales de la empresa no se presentaron. En lo que va del año, el supermercado cuenta con siete denuncias por incumplimientos laborales.

La manifestación se llevó a cabo ayer a la mañana al costado del supermercado, instalado sobre la avenida Pioneros del Este, donde los trabajadores denunciaron los atropellos que cometen los propietarios de la empresa al no cumplir con sus compromisos.

Al respecto, Elvio Chávez, con 18 años de antigüedad, explicó que decidieron salir a las calles a protestar porque la patronal no da respuestas a sus reclamos, pese a la reiteradas reuniones que mantuvieron con la administración, quienes alegan que “no hay dinero” para pagar los meses de atraso de sueldos. “No nos queda de otra, nos reunimos con la administración exigiendo nuestro salario atrasado, pero nos dicen que no hay plata, entonces qué esperanza tenemos”, lamentó el trabajador.

Chávez comentó que desde setiembre no se les abona el sueldo, por lo que denunciaron ante el Ministerio de Trabajo, regional Alto Paraná, que convocó a una audiencia tripartita en la víspera, pero los representantes legales no se presentaron, por lo que para hoy está prevista una nueva reunión para llegar a una conciliación.

El trabajador acotó que las sucursales del barrio Ciudad Nueva y del Área 3 cerraron definitivamente sus puertas al público, y temen que ocurra lo mismo con la casa central, sin el pago de indemnizaciones correspondientes.

Desde la cartera laboral informaron que el supermercado Arco Iris, propiedad de un grupo de orientales, en lo que va del año acumula siete denuncias por incumplimiento laboral. En setiembre, al menos, 20 empleados denunciaron que la empresa no aportaba al IPS, que impidió que cobren la suma de G. 1.095.000 por suspensión de contrato.

Fuente -> http://www.laclave.com.py