Emotiva despedida a Miguel tras un trasplante cardiaco en Acosta Ñu

0
16

Miguel, de 11 años, recibió el alta médica luego de 28 días de haber sido sometido a un trasplante cardiaco en el Hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu, informó el Ministerio de Salud.El equipo de Cardiología del centro asistencial realizó un cordón humano para despedir al pequeño, entre aplausos y sonrisas con su camiseta de su querido Club Olimpia, autografiada por sus ídolos del fútbol, que fue un regalo de los atletas poco después de su trasplante. Lea más: Niño de 11 años recibe un nuevo corazón tras dos meses de espera La doctora Nancy Garay, jefa del Departamento de Cardiología, mencionó que el niño seguirá con la medicación antirrechazo, vía oral y en una semana lo volverán a ver en consultorio para los controles de rutina. Comentó además que se lo vio muy emocionado al salir de la sala de terapia. Nota relacionada: INAT resalta que la Ley Anita permitió realizar trasplantes de órganos durante la pandemia Miguel agradeció a los médicos y enfermeras del Hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu por todas las atenciones y emocionado regresó a su vivienda en compañía de su madre. Embed ¡Como un campeón de América retorna a casa!❣️Tras 28 días del trasplante cardíaco al que fue sometido, Miguel recibió hoy el alta médica.Equipo de cardiología del Hosp. Pediátrico “Acosta Ñu” realizó un cordón humano para despedirlo entre aplausos.➡️ https://t.co/yi8ZSTsETv pic.twitter.com/pgJZlqdbsG — Ministerio de Salud (@msaludpy) October 13, 2020 Se trata del segundo trasplante cardiaco que se realizó en el Hospital Pediátrico, desde el inicio de la cuarentena a causa del nuevo coronavirus (Covid-19), ambos, con resultados exitosos y el número 13 efectuado desde el año 2012. Le puede interesar: Ley Anita dio una nueva oportunidad de vida a 145 pacientes El paciente padecía de una cardiopatía congénita compleja y llegó a urgencias de este centro asistencial con una insuficiencia cardiaca severa meses atrás. Según informó el Ministerio de Salud Pública, el niño fue estabilizado, pero los medicamentos no dieron los resultados esperados. A raíz de ello, fue ingresado a la lista de espera de un donante de órganos.

Fuente -> http://www.ultimahora.com