El Mustang Mach-E estrena el nuevo sistema SYNC

0
22

José Manuel González Torres

El lanzamiento del Ford Mustang Mach-E representa un nuevo camino para la firma americana. Tanto que han optado por utilizar su marca más reconocida a pesar de las reticencias iniciales ante la aparición del pony en la parrilla de un eléctrico. A falta de salones para ser mostrado, el Mach-E realizó su puesta de largo durante la pasada Gala Starlite, de la que Ford es patrocinador oficial de movilidad. Sin embargo, la electrificación no es la única novedad importante de este compacto, dado que estrenará el nuevo sistema SYNC de infoentretenimiento. Esta generación trae grandes pantallas verticales en el panel central y un servicio de comunicación y entretenimiento con tecnología machine learning, capaz de aprender del comportamiento de los conductores y sus gustos. 

Comprar un vehículo implica una conexión irracional con un objeto al que cuidarás como uno más de la familia. Ese vínculo será todavía mayor conforme avancen los sistemas de infoentretenimiento y la conducción autónoma se convierta en una realidad. De ahí que el desarrollo de un nuevo modelo implique tanto a los departamentos de toda la vida, como diseño, motores o chasis, como también a los despachos y laboratorios I+D de los fabricantes. “Hemos trabajado obsesivamente para asegurarnos de que ser propietario de un Mustang Mach-E sea la experiencia de conducción más personal y conectada posible”, cuenta Jan Schroll, gerente de Conectividad de Ford Europa.

Imaginad que cada día realizamos el mismo trayecto para ir al trabajo o en busca de nuestros hijos tras el colegio. Durante esos minutos aprovechamos para llamar a casa y avisar de nuestra llegada inminente. ¿Qué pasaría si fuera el propio vehículo quién nos sugiera realizar esa llamada? La nueva generación del sistema SYNC de Ford, que debutará en el nuevo Mach-E, es capaz de hacerlo. Este programa aprende los comportamientos de los conductores para proponer ciertas actuaciones, en base a viajes anteriores. Lo hace mediante la combinación del reconocimiento de voz natural, resultados de nuestras búsquedas en internet y la inteligencia de aprendizaje automático. Esa información se acumulará en la nube y en función del móvil que se conecte o las llaves que abran el coche, se aplicarán unas configuraciones u otras.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es