El mejor móvil por menos de 300 euros

0
18

Hasta hace dos años, Realme era un virtual desconocido en la escena tecnológica. Ahora se ha convertido en un serio contendiente. De acuerdo con un estudio de Counterpoint Research, es la marca más rápida en alcanzar los 50 millones de teléfonos inteligentes vendidos y ocupa el puesto número 7 en envíos a nivel global, detrás de Samsung, Huawei, Apple, Xiaomi, Oppo y Vivo.

Realme se fundó en mayo de 2018. Llegar a estar entre los 10 primeros no es algo que se consiga con dispositivos de calidad cuestionable, y menos aún apuntando únicamente a un mercado con alto poder adquisitivo.

Entre los numerosos teléfonos que ofrece el fabricante chino, uno de los que más destaca es el Realme 7 Pro, disponible en Amazon por menos de 300 euros.

En su retrato robot, podemos ver que estamos ante un dispositivo de 6,4 pulgadas (pantalla Super AMOLED), microchip Snapdragon 720G, memoria RAM de 8 GB y almacenamiento de 128 GB. ¿Qué significa esto? El cerebro del Realme 7 Pro, el microchip de Qualcomm, no es el más avanzado de la marca. Si lo comparamos con el Snapdragon 855, el 720G es apenas un 10% más lento y en lugar de tener una arquitectura de 7 nanómetros, tiene una de 8nm. Esto nos dice la distancia que separa un transistor (las neuronas digitales, por así decirlo): cuanto más bajo es el número, más transistores (“neuronas”) tiene. Es obvio que el 855 es mejor, pero si su puntuación fuera un 10, la del 720 G, es un 7 alto. Lo que significa que, para el 90% de los usuarios, es un microchip que va sobrado.

En lo que respecta a la cámara, tiene una frontal de 32 MP y cuatro lentes traseros de 64, 8 y dos de 2 MP. En vídeo es capaz de grabar en 4K a 30 fps.

El tema de la batería, es uno de los puntos fuertes del Realme 7 Pro: tiene una de 4.500 mAh y un sistema de carga rápida de 65 W, lo que significa que en 40 minutos se puede pasar de 0 a un 100% y bastan 20 minutos para tener 6 horas de uso.

El dispositivo cuenta con un lector de huellas para desbloquearlo (muy rápido) y uno de reconocimiento facial (funciona aún con poca luz y es capaz de tolerar gafas). Su pantalla tiene un ratio de 90%, lo que significa que al ver contenido multimedia se ocupa casi todo (pantalla infinita). Y un detalle final es que junto al puerto USB tipo C, también tiene un jack de 3,5 mm, algo que muchos agradecerán.

 

Fuente -> https://www.muyinteresante.es