El Mazda CX-30 incorpora el Smart Cargo Board

0
36

José Manuel González Torres

El Mazda CX-30 fue lanzado en 2019 como modelo intermedio entre el CX-3 y el CX-5, con un tamaño de 4,39 metros de largo por 1,79 de ancho y 1,54 de alto. Su batalla, de 2,65 metros, se encuentra en la media de un segmento de lo más competido. El CX-30 puede ser el rival de modelos como el Jeep Compass, el Kia Niro, el Seat Ateca o el Subaru XV. Todos ellos se enmarcan entre los C-SUV, un mercado que parece no tener fin. Su silueta le hace destacar en el aspecto de diseño pero, por lo demás, es un modelo que se cumple como el resto con una habitabilidad similar y una propuesta motriz bastante amplia. Eso sí, ninguno de sus rivales ofrece un bloque tan especial como el Skyactiv-X, un motor gasolina que funciona por compresión (como haría un diésel). Además, desde febrero, la firma incorpora al CX-30 el sistema de organización de maletero Smart Cargo Board, disponible en todos los acabados excepto en las versiones Origin.

Este sistema consta de un tablero que se puede colocar de diversas formas para crear espacios diferentes de carga. De esta manera, conseguirás distribuir el equipaje y las bolsas en función de tus necesidades. La utilización es muy sencilla. El piso del maletero pasa a tener tres divisiones, que pueden plegarse una sobre otra o de forma que divida zonas al dejarla colocada de manera vertical. Gracias a esta sencilla solución, el cliente podrá recurrir a diferentes configuraciones: una plataforma de carga baja, dos niveles de carga del suelo y una carga plana completamente. 

Fuente -> https://www.muyinteresante.es