El espacio podría estar hecho de estrellas de bosones

0
25

Por ejemplo, se pueden superponer, algo que no ocurre con los fermiones. Los fermiones están sujetos al precepto de exclusión de Pauli, lo que sugiere que no podrá tener dos partículas idénticas ocupando el mismo lugar; en cambio, puede haber dos bosones ocupando el mismo espacio, formando una “onda de materia”. Estas estructuras pueden terminar formando una estructura aún mayor, como el condensado de Bose-Einstein, logrado en un laboratorio de la Estación Espacial Internacional en junio de 2020: el quinto estado de la materia.

Si bien se han observado ciertos tipos de bosones aquí en la Tierra, aún no se han observado los tipos de bosones de masa extremadamente pequeña necesarios para formar estas estrellas de bosones. Estas partículas teóricas son increíblemente difíciles de detectar pero, según los expertos, observar un objeto que se parece a una estrella de bosones (M87*) podría indicarnos su existencia.

Debido a que estas estrellas de bosones serían en su mayoría transparentes, excepto por un posible anillo de plasma giratorio que rodease algunas de ellas, como el disco de acreción que rodea un espacio negro, creen que probablemente M87* no podría haber sido una estrella bosónica, ya que la sombra teórica sería demasiado pequeña. Las estrellas bosones no fusionan núcleos y es posible que no emitan radiación.

Futuras observaciones del Event Horizon Telescope nos confirmarán si el agujero negro supermasivo en cuestión es o no realmente lo que parece ser.

 

¿Y si no es así?

Si M87* no fuese un agujero negro no implicaría que los agujeros negros supermasivos no existan; pero determinará que las estrellas de bosones son reales y, a la vez, esto puede tener enormes efectos en la astronomía, desde la inflación del universo primitivo hasta la búsqueda de materia oscura.

 

Fuente -> https://www.muyinteresante.es