El cambio climático afecta a la madera de las guitarras

0
185

Ejemplar de fresno verde.

¿Muerte del rocanrol?; el fresno del pantano, árbol con el que se fabrican las emblemáticas guitarras de figuras legendarias del rock mundial, como Bruce Springsteen o The Rolling Stones, comienza a escasear por el cambio climático, que diezma ya sus poblaciones.

El fresno de los pantanos, una especie con crecimiento lento y madera poco densa -característica muy importante para poder colgar las guitarras al cuello- crece a orilla del río Misisipi (EEUU) y es reconocido mundialmente por aportar una calidez y resonancia especial al sonido instrumental rockero con agudos cristalinos, medios definidos y bajos vigorosos.

“Es un árbol que cada vez crece menos”, explicó Víctor Resco de Dios, profesor de Incendios y Cambio Global en la Universidad de Lleida, en España, para detallar que esta clase de fresno vive adaptado a un cierto régimen de inundaciones en las llanuras donde se desarrolla, pero el cambio climático ha propiciado un “incremento de la frecuencia e intensidad” de las inundaciones en esa zona.

Con inundaciones más fuertes los cortadores de leña apenas pueden realizar el aprovechamiento forestal al estar la llanura más tiempo con agua, situación que también implica que el suelo permanezca sin oxígeno durante más tiempo y, por tanto, que el árbol sufra más, ha observado el experto.

De Dios indicó en que los últimos años en la ribera del Misisipi se han originado las inundaciones “más catastróficas” en la historia reciente, superando el lecho del río durante medio año, mucho más de lo habitual, lo que ha favorecido la muerte de numerosos ejemplares de este tipo de fresno.

Otro de los factores que ha repercutido en la merma de este árbol, conocido en el argot musical como “punk ash o pop ash”, es el ataque de un insecto -el barrenador esmeralda del fresno- que se come su corteza y madera para terminar matándolo. El ciclo vital de este escarabajo estaba limitado por el frío invernal, pero en un escenario de cambio climático, dichas limitaciones están desapareciendo, lo que propicia el incremento de la población de este insecto, explica el profesor.

Hay otros árboles de similares características usados también para fabricar cuerpos de guitarra, como el aliso (Alnus rubra), una especie en la que su dispersión está más limitada por el frío, por lo que según indican la proyecciones climáticas, si hace más calor, habrá más ejemplares.

Cada árbol tiene unas propiedades acústicas diferentes y el cuerpo de una guitarra necesita una madera grande, no sirven árboles finos, jóvenes o delgados, sino que se necesitan ejemplares de cierta edad y con cierto grosor, señaló el experto, quien también apunta el uso de maderas tropicales como el ébano, palo de rosa y caoba.

Fuente: EFE

Fuente -> http://www.laclave.com.py