Ecuador elige presidente hoy con tendencia favorable al correísmo – Mundo

0
15

Ecuador celebra hoy elecciones presidenciales y parlamentarias. El candidato Andrés Aráuz, del partido del exmandatario Rafael Correa, encabeza los sondeos de intención de voto.

07 de febrero de 2021 – 01:00

QUITO (AFP EFE). El ganador de los comicios del próximo domingo en Ecuador heredará una economía en crisis debido a la pandemia del coronavirus y a una deuda nacional atada, entre otros, a un pacto con el Fondo Monetario Internacional (FMI) cuyo futuro dependerá del próximo presidente.

Con un decrecimiento de la economía de entre un 7 y un 9 por ciento, y una inflación negativa (deflación) del 1,5% al cerrar 2020, la economía ecuatoriana vive desde 2018 una de sus peores crisis, reforzada por el impacto de la pandemia del coronavirus, que está pasando una factura abultada al erario nacional.

Además, con una deuda pública agregada que supera los US$ 60.000 millones, que hipotecará dentro de un año una parte consistente del presupuesto nacional.

La deuda, arrastrada de anteriores gobiernos y acrecentada en los últimos años, se ha visto agravada por la pandemia, que ha tenido consecuencias sociales graves a efectos de empleo y pobreza.

El empleo es otro marasmo que deberá encarar el próximo gobernante, pues el pleno empleo ha bajado a menos del 33% de la Población Económicamente Activa (PEA), una de las cifras más bajas de los últimos 30 años en el país.

Más de 13 millones de electores están llamados a las urnas, 410.000 de los cuales residen en el exterior, para elegir entre 16 binomios a su presidente y vicepresidente, además de 137 miembros del Parlamento y cinco representantes del Parlamento Andino.

Ecuador es la primera nación latinoamericana que acude a las urnas este 2021, en plena pandemia de coronavirus, y ante el desafío de garantizar la modalidad presencial, al ser el voto obligatorio para los residentes en el país entre 18 y los 65 años.

Parten como favoritos, según las últimas encuestas publicadas, el candidato del correísmo Andrés Arauz, seguido por el conservador Guillermo Lasso, que concurre por tercera ocasión, y el representante indígena y ambientalista Yaku Pérez.

Desde los mercados urbanos hasta las aldeas aisladas entre los volcanes, los indígenas de Ecuador hacen campaña, confiando en la popularidad de la masiva revuelta que protagonizaron en 2019 y en Pérez, su primer candidato presidencial propio en 15 años.

Pero el descrédito de la población en torno a los sondeos de intención de voto, así como del propio organismo electoral y la clase política era ayer palpable.

Con la atomización de candidatos, en Ecuador suele resultar poco probable que uno de ellos gane en una primera vuelta, aunque no imposible.

De hecho, Rafael Correa triunfó en una única votación en 2009 y 2013.

En caso de segunda vuelta, esta tendrá lugar conforme al calendario electoral, el 11 de abril.

El nuevo mandatario tiene fijado por la Constitución la toma de posesión el 24 de mayo, cuando se convertirá en nuevo inquilino del palacio presidencial de Carondelet, donde luce desde diciembre y tras una sentencia judicial, una placa que recuerda a los condenados por el caso “Sobornos 2012-2016”, entre los que figura Correa.

Las elecciones en Ecuador son vistas por muchos como una vía de retorno en América Latina del denominado socialismo del siglo XXI, con gobiernos de México, Argentina, Bolivia y en el caso ecuatoriano si gana el candidato del correísmo Andrés Arauz.

Fuente -> http://www.abc.com.py