Dolinas o ‘sinkholes’, los grandes abismos terrenales

0
48

El accidente geográfico conocido como dolina o, como se le denomina en inglés sinkholes, consiste en una serie de socavones, grandes e impactantes agujeros que pueden aparecer en los suelos a causa de la acción erosiva del agua. En los casos en los que afectan a ciudades o carreteras, se convierten en un verdadero engorro, ya que pueden causar grandes catástrofes. Por ejemplo, en El Valle del Ebro, en España, es común la aparición de este tipo de depresiones en zonas urbanizadas, lo que pone en riesgo la vida del vecindario, la circulación por carretera o la integridad de los propios edificios. Pero, ¿cómo llegan a formarse exactamente la dolinas o sinkholes?

En esencia, su aparición, que puede estar relacionada tanto con causas naturales como con la acción humana, tiene que ver con que el agua. Comúnmente, el agua procedente de fuertes lluvias o que está presente por los bajos niveles del mar en esa zona, acaba afectando a una de las capas rocosas subyacentes del suelo, es decir, alcanza a modificar alguna de sus capas no superficiales. Cuando esto ocurre, pueden suceder dos cosas que hacen que se forme una dolina.

En primer lugar, podría ocurrir que bajo el suelo que pisamos se halle una caverna subterránea aunque no lo sepamos, y que, al afectar la erosión al techo de la misma, este se derrumbe y acabe dejándola al descubierto. En el segundo caso, puede darse que, no existiendo ninguna cueva, la acción del agua disuelva la roca que hace que el suelo se sostenga firmemente, provocando asimismo su derrumbamiento y dando lugar así a estos abismos terrestres.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es