Deuda de fábrica de jeans de CDE con exempleados asciende a USD 100.000

0
140

Unos 45 exempleados de la fábrica textil Happy. Py Jeans de Ciudad del Este llevan tres semanas de protesta. Esta vez se manifestaron frente al Ministerio de Trabajo, sede Alto Paraná, para exigir que la institución intervenga la empresa, pues los dueños fueron notificados en cuatro ocasiones, sin embargo, no se presentaron para la audiencia de conciliación. Los despedidos exigen el pago correspondiente a agosto y setiembre, además de la liquidación por desvinculación injustificada. También formularon la denuncia en la Fiscalía por graves violaciones a sus derechos, previstos en la ley 5665. De acuerdo al Abg. José Estigarribia, la deuda de la firma asciende a unos USD 100.000.

Grupo de despedidos que se manifestaron ayer frente al Ministerio de Trabajo.

Aproximadamente 45 personas se manifestaron ayer frente a la sede regional del Ministerio de Trabajo para exigir el pago de la indemnización por supuesto despido injustificado. Los cesados realizaron la denuncia ante el Ministerio de Trabajo, que convocó a una reunión tripartita en cuatro ocasiones, sin embargo, los representantes de la firma no se presentaron.

El Abg. José Estigarribia expresó que llevaron la denuncia hasta la Fiscalía, ya que la empresa del español Ignacio Ibarra incurrió en graves violaciones a los derechos laborales, previstos en la ley 5665, que establece pena carcelaria de hasta diez años a los empleadores que descuenten el 9% correspondiente al IPS, pero no lo abonen. “Los despedidos comparecieron ante el Instituto de Previsión Social para solicitar el extracto. En la institución confirmaron que la fábrica de jeans pagó hasta abril por los funcionarios”, refirió el abogado. Según el letrado, la suma que Happy. Py debe pagar a los manifestantes ronda los 100.000 dólares.

José Estigarribia, abogado de los denunciantes.

De acuerdo a los exobreros, la medida de fuerza continuará hasta que la empresa pague lo que corresponde. Además, exigen que el Ministerio de Trabajo realice la intervención en la firma, debido que hasta ahora los representantes no se presentaron a la tripartita.

 

CRISIS EN BRASIL

Supuestamente, la empresa se vio afectada por la crisis económica registrada actualmente en Brasil y Argentina, pues la pérdida de valor del real frente al dólar generó en las operaciones de producción, por la cancelación y falta de pago de los clientes que no han podido cumplir con sus compromisos.

“El sector financiero de la empresa actualmente no cuenta con los recursos para cubrir los salarios correspondientes al mes de agosto, por lo que se encuentran con atraso en el pago. La situación ya fue comunicada oficialmente ante el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social”, dice el comunicado.

Hasta el momento, ningún representante de la fábrica de jeans no salió  a hablar al respecto con los manifestantes.

Fuente -> http://www.laclave.com.py