Detienen a comisario por presunta extorsión a pareja brasileña e imputan a cuatro policías

0
24

Tras librarse la orden de captura contra del jefe policial de la Comisaría 21ª de Torín, Alcides Velázquez, implicado en el caso de extorsión a dos turistas brasileños, el comisario de aquel distrito del Departamento de Caaguazú se entregó en horas de la tarde.La fiscala Estela Marys Ramírez confirmó que el comisario principal se presentó en la Dirección de Policía de Alto Paraná y quedó inmediatamente detenido. Señaló que en el transcurso de la tarde será convocado a una declaración indagatoria. Posteriormente, se evaluará una posible imputación por sospechas de complicidad. Por otro lado, la representante del Ministerio Público ya formuló la imputación a los oficiales Eladio Giménez, Gustavo Toledo, Omar Paredes y Julio Díaz por el presunto hecho punible de secuestro y asociación criminal. Nota relacionada: Fiscalía ordena captura de comisario por extorsión a turistas “La expectativa penal de secuestro es de 5 a 20 años, en caso de comprobarse el hecho punible de asociación criminal podría aumentar la pena”, explicó Ramírez. En el caso del comisario, conforme a los documentos recolectados el mismo no sería el autor material del hecho según las declaraciones de ambas víctimas. Sin embargo, aseguró que “estos elementos comprometen gravemente al comisario principal”. La denuncia por retención ilegal y extorsión la realizaron Mateus Manggioca, de 22 años, y Julia de Lima Venancio, de 21, turistas brasileños, quienes fueron demorados en el puesto de control policial de José Domingo Ocampos porque supuestamente el permiso para conducir que tenía la joven no era válido. También puede leer: Turista brasileña relata la presión que vivió por la extorsión de policías Supuestamente, los suboficiales exigieron 50.000 reales (unos G. 62 millones) inicialmente a los brasileños, pero tras negociar bajaron el monto a 25.000 reales (unos G. 31 millones). A cambio, no involucrarían a ambos en tráfico de estupefacientes y prostitución, según la denuncia. Para retirar el dinero, los uniformados trasladaron a la joven desde Caaguazú a Ciudad del Este, en Alto Paraná, y posteriormente la misma fue hasta un banco de Foz de Yguazú, mientras que el joven quedó como rehén, mientras que la novia fue obligada a buscar el dinero de un banco de Foz de Yguazú. La joven dio a conocer el hecho en el banco, donde no pudo acceder a la totalidad del dinero, por lo que los funcionarios comunicaron el hecho a agentes de la Policía Civil y estos a la Policía Federal de Brasil, que activó la alarma a través del Comando Tripartito.

Fuente -> http://www.ultimahora.com