Detenidos tras persecución policial ya están procesados con pedido de prisión

0
20

Los tres detenidos en el interior de un motel, luego de ser reducidos por la fuerza pública. Tienen pedido de prisión preventiva.

Tres integrantes de una
banda criminal detenidos tras una persecución policial la tarde-noche del
pasado viernes fueron procesados por la unidad de turno y puestos a disposición
del juzgado penal de garantías, bajo los cargos de hurto especialmente grave,
robo agravado y violación del artículo 10 de la Ley 716/96. El escrito sindica
a Isidro Pereira Lezcano, de 28 años, domiciliado en el asentamiento Santa
Librada; Mario Valentín Lezcano Romero, de 21, y Laura Catalina Benítez
Morínigo, de 29 años, los dos últimos afincados en el barrio Pablo Rojas, todos
de Ciudad del Este, como autores materiales de los hechos de referencia.

Los sospechados habrían
ingresado al local de la firma BS1 Import-Export, sito en el bloque B del
Parque Industrial San Juan, a bordo de un automóvil Toyota Premio, color perla,
chapa CFV 092, conducido por la mujer y Pereira Lezcano junto a Lezcano Romero
y un tercero, aún no identificado, portando una escopeta calibre 12mm y dos
armas cortas, apuntando a los propietarios Robson Antonio de Sousa y Aparecida
Goncalvez de Sousa y a los funcionarios Francisco Javier Verdún y Richard
Gustavo Rojas, a quienes intimaron la entrega de dinero. Los bandidos
derrumbaron muebles de las oficinas administrativas, ya que el dueño de la empresa
les había señalado que no manejan efectivo y que todas las transacciones de la
firma se realizan mediante transferencias bancarias, por lo que se apoderaron
de todos los teléfonos celulares y una notebook, para darse a la fuga.

En su huida, los cuatro
marginales tomaron por asalto al conductor de un camión repartidor de productos
perteneciente a la firma Maahsa, a quien hicieron descender del vehículo, lo
tendieron en el empedrado y le apuntaron con su escopeta en la cabeza hasta que
se apoderaron de la suma de G. 14.600.000, producto de la recaudación del día y
un celular de la marca Samsung, propiedad de la empresa.

Los marginales fueron
ubicados mediante el dispositivo de GPS, activados por las víctimas de los
hechos, logrando ubicar el automóvil e iniciar una persecución por varias
divisiones de la Policía, logrando reducirlos en el interior del motel Paty, en
el barrio Ciudad Nueva.

El fiscal Adolfo Santander
especifica cada uno de los elementos robados que fueron recuperados del poder
de los marginales y una ínfima suma de dinero que se encontró en poder de los
mismos. Todos tienen pedido de prisión, mientras uno de ellos deberá ser
identificado en el curso de las investigaciones.

Fuente -> http://www.laclave.com.py