Detenido con más de 2 ton de marihuana está procesado y con pedido de prisión

0
21

Nicasio Ramírez González, único detenido en el procedimiento casual que se encontró con más de dos toneladas de marihuana. Tiene pedido de prisión.  

Pasado el mediodía de ayer jueves, la unidad especializada antinarcótica, a cargo del fiscal Manuel Rojas y apenas concluido el pesaje del alijo de marihuana incautada casualmente por agentes policiales y de la Armada, comisionados en la entidad binacional Itaipu, imputó al único detenido del grupo de estibadores que estaba a cargo de las toneladas de estupefacientes. Está identificado como Nicasio Ramírez González, de 59 años, afincado en la localidad de Puerto Indio, quien guarda reclusión en la Dirección de Policía del Alto Paraná, hasta que el juzgado penal de garantías del municipio de San Alberto disponga con relación al pedido de su prisión preventiva solicitada en el acta de imputación.

El aprehendido estaba custodiando un campamento dentro de la reserva de Itaipu, en cuyo interior se ubicó el cargamento consistente en 2.118 kilos de marihuana, distribuidos en 162 paquetes de la droga, cuyo traslado al lado brasilero se habría estado produciendo al momento de la intervención de los uniformados. Los patrulleros divisaron una lancha con cinco ocupantes que, al ser observados, se acercaron a la costa del lago, abandonaron la embarcación y se internaron en la reserva boscosa. Fueron seguidos por los intervinientes entraron al monte y a unos 100 metros, hallaron el campamento custodiado por el ahora imputado que, al momento, contaba con un rifle calibre 22mm y un aparato celular, que fueron incautados, al igual que el cargamento de la sustancia estupefaciente, produciendo un perjuicio económico importante al grupo criminal que tenía lista la droga para su paso y comercialización en el Brasil.

El celular será peritado en carácter de anticipo jurisdiccional de pruebas, en busca de contactos que lleven a identificar a otros integrantes de la banda, según adelantó ayer el fiscal Rojas. La representación pública insistió en una relación de cercanía o complicidad de agentes policiales que liberan la zona a cambio de gruesas sumas de dinero para que la mercancía llegue al sitio donde se deposita y trafica la droga. Del hallazgo casual se desprende que la zona es utilizada por el crimen organizado para traficar drogas y el contrabando de todo tipo de mercancías, al resguardo de personal uniformado.

La sustancia incautada sería originaria de la zona de Itakyry y colonias aledañas, ya que la incursión de guardabosques de la binacional junto con la Policía en busca de probables plantíos en las cercanías, que resultó infructuosa. El detenido podría ser condenado a 15 años de cárcel, según la norma penal vigente. 

Fuente -> http://www.laclave.com.py