desde los clásicos a One, de U2

0
51

“Duérmete niño, duérmete ya, que viene el coco y te llevará ” , dice la letra de una tradicional nana. Lo curioso es que, a pesar del atemorizador mensaje, esta canción de cuna consigue su propósito. Esto es : que los bebés concilien rápidamente el sueño y caigan rendidos en brazos de Morfeo. La clave no reside en la letra, sino en la música. De hecho, un estudio de la Universidad de Harvard (EE. UU.) dado a conocer en la revista científica Current Biology sacó a relucir que los seres humanos somos capaces de distinguir una canción hecha para bailar de una nana en cualquier idioma y procedente de cualquier cultura del mundo; incluyendo de algunas bastante recónditas y aisladas, como las nanas de los quechuas peruanos o de los ainus, un grupo étnico indígena asentado principalmente en la isla japonesa de Hokkaido .

Pero ¿qué tienen en común las nanas infantiles que se nos da tan bien diferenciarlas?Es la pregunta que se hicieron en Cuckooland , una empresa de mobiliario infantil británica. Ni cortos ni perezosos, pusieron a un equipo de investigadores a analizar diez nanas infantiles clásicas, entre ellas la popular nana de Brahms o Estrellita, ¿dónde estás? Y llegaron a la conclusión de que había una fórmula común: todas rondaban las noventa y una pulsaciones por minuto, normalmente estaban compuestas en clave de do, y escritas en un ritmo de cuatro por cuatro.

“La función de una nana no es otra que calmar a un bebé y ayudarlo a dormir, por lo que era de esperar un tiempo lento, un patrón rítmico simple y una melodía sencilla, fácil de memorizar y de cantar, con frases y versos repetitivos”, analizaba a raíz del estudio Annaliese Grimaud, investigadora del Music & Science Lab de la Universidad de Durham (Inglaterra).

Luego, a los investigadores de Cuckooland se les ocurrió que podían ir un poco más lejos e indagar si había canciones modernas que cumplieran estos cánones. Escudriñando en las listas de Spotify, llegaron a la conclusión de que entre las que más se ajustan a la “fórmula de la nana” se encuentran Only human , de Jonas Brothers, Someone you loved , de Lewis Capaldi, y You need to calm down , de Taylor Swift. Incluso una de Sean Paul y el DJ David Guetta, Mad love . ¡Quién se lo iba a decir al popular DJ! Lo que los dejó absolutamente atónitos es que había una que reunía todas las características de la nana ideal. A saber: One , de la banda de rock irlandesa U2. Una interesante alternativa a los clásicos para dormir a los retoños.

 

Fuente -> https://www.muyinteresante.es