Desde 1993 hemos evitado la extinción de al menos 28 especies

0
24

Entre ellos se incluye la amazona puertorriqueña, un pequeño loro que se había reducido a solo 13 individuos en estado salvaje en 1975 y que se salvó de la extinción gracias a un programa de reintroducción en un parque estatal de la isla caribeña.

En Mongolia, alrededor de 760 caballos de Przewalski deambulan por las estepas una vez más, a pesar de haberse extinguido en estado salvaje en 1960 gracias también a los esfuerzos de reintroducción.

 

Un mensaje positivo

Según el científico jefe de BirdLife International, Stuart Butchart, estos datos muestran que los compromisos para prevenir la pérdida futura de especies son “alcanzables y esenciales para mantener un planeta saludable” y dan esperanza para la supervivencia de otras especies también en peligro crítico de extinción.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores convocaron un panel de 137 expertos para analizar datos sobre el tamaño de la población, las tendencias, las amenazas y las acciones llevadas a cabo para las aves y los mamíferos más amenazados del planeta (una larga lista de 17.046 especies de aves y mamíferos). Luego, estimaron la probabilidad de que cada especie se hubiera extinguido en un escenario hipotético en el que no se hubiesen tomado medidas.

A pesar del lado positivo de este estudio, algunas especies experimentaron descensos, como la vaquita marina, una marsopa que se encuentra en el Golfo de California y que está amenazada por la pesca ilegal. No hay que desfallecer. Hemos comprobado que los esfuerzos de conservación pueden funcionar.

El estudio ha llegado en un buen momento, ya que proporcionará pruebas valiosas para respaldar los debates mundiales actuales sobre la diversidad biológica.

 

 

Fuente -> https://www.muyinteresante.es