Derriban casillas instaladas en la avenida Perú

0
28

Funcionarios municipales procedieron al desmantelamiento de las casillas.

La Municipalidad de Ciudad del Este, procedió este lunes a derribar las precarias casillas instaladas irregularmente por vendedores informales sobre la avenida Perú, cumpliendo una sentencia del juzgado de faltas municipales.

El procedimiento abarcó las inmediaciones de Fortín Toledo y se cumplió a raíz de varias denuncias realizadas por los vecinos del lugar por la ocupación irregular de veredas y calzadas por parte de vendedores informales, dañando la imagen del lugar ornamentado y mejorado con el esfuerzo de la gente organizada, según explicó el jefe de fiscalizaciones de la Municipalidad, Carlos Cantero.

Indicó que se cumplió con todas las instancias correspondientes para la determinación y posterior derribo de las precarias casillas, que al momento de la operación estaban desocupadas.

Se realizaron las notificaciones correspondientes a las personas en forma reiterada, se presentó la denuncia a la procuraduría que a su vez envió los antecedentes al juzgado de faltas municipales. Por lo tanto, la intervención de la fecha se realiza en base a una sentencia firme para el retiro de las casetas mal ubicadas.

Se han desmantelado unas 15 casillas precarias para trasladar los materiales hasta el depósito municipal, por parte de funcionarios municipales.

El jefe de fiscalizaciones instó a los afectados a no instalar estructuras sobre las veredas sin el permiso correspondiente de la Municipalidad, al aclarar que no están en contra de la gente trabajadora, y que el procedimiento se realizó luego de un periodo de tregua a los afectados considerando la crisis derivada de la pandemia.

También dijo que el interesado puede acudir a la Municipalidad y que los puestos de venta en la vía pública o casillas deben ser solicitados por mesa de entrada. Alegó que así también los afectados deberían considerar las ferias comunitarias, al mencionar que se contempla con mucha flexibilidad a la gente trabajadora, pero que tampoco se puede permitir que se avasallen los espacios públicos.

“Si le permitimos a uno vienen cinco, seis personas con la misma intención, lo que vuelve muy caótica la ocupación de las veredas para las ventas informales, no les vamos a prohibir que trabajen, siempre que no estén colocando una estructura sobre la vereda”, señaló.

Aclaró que los afectados pueden colocarse durante el día, siempre con el permiso municipal, retirando sus pertenencias a la tardecita noche y que la Municipalidad no tiene la intención de perjudicarle a ninguna persona. “Cuando la gente se organiza siempre estamos apoyando, como las ferias comunitarias que se extienden por dos o tres días, estamos buscando opciones para la gente”, concluyó.

Fuente -> http://www.laclave.com.py