Derivan a clínica privada a pacientes de Ingavi para servicio de imágenes

0
13

En la clínica le entregaron un volante con números de teléfonos para agendar y con los servicios que ofrece Meprotec, conformado por el Sanatorio Británico y Medicina Prepaga Reyva SA. No le dieron mayor información, atendiendo que Boquerón no tiene equipos disponibles, según la asegurada. Al intentar agendar un turno por WhatsApp, cuya respuesta tardó mucho tiempo –según relató–, le informaron que debía acudir con la orden del estudio de imágenes visada al Hospital Central o a alguna clínica periférica. A este procedimiento administrativo se sumó la sorpresa de que debía ir hasta el Sanatorio Británico de San Lorenzo, ubicado sobre la ruta PY01, para acceder al servicio. “Te envían al Sanatorio Británico de San Lorenzo, que está sobre ruta PY01. Contramano total, porque sobre ruta PY01 no va casi ningún bus desde Asunción. Pregunté si no me pueden hacer la ecografía en el Sanatorio Británico de Asunción y me responden que no realizan ahí. Por poco no te envían al interior del país. Resulta un perjuicio al menos para asegurados de Asunción”, se quejó la asegurada, que prefirió el anonimato por temor a represalias. CONTRAPARTE. El doctor Gerardo Brunstein, gerente de Meprotec, señaló que las derivaciones para los asegurados del IPS se centralizan en San Lorenzo, atendiendo que Ingavi pasó de ser un hospital de especialidades quirúrgicas a convertirse en un centro de contingencia solo para atender casos respiratorios, entre ellos, el Covid-19. “Están separados por el tema del Covid-19. Entonces, para no mezclar a los pacientes respiratorios con los no respiratorios, se separan. El centro de Ingavi da de sobra en su capacidad. Es una cuestión de no mezclar a los pacientes. Hay muchísimos pacientes con coronavirus, por eso nosotros llevamos a los pacientes oncológicos y otros a San Lorenzo”, manifestó. La medida sanitaria se tomó para evitar el contagio al grupo de riesgo como mayores de 60 años y pacientes oncológicos del IPS que acudían a Ingavi. Ellos son enviados al sanatorio de San Lorenzo, exclusivo para asegurados del IPS, explicó el doctor Brunstein. En el Sanatorio Británico de Asunción, por otra parte, se centraliza la atención a los asegurados del centro privado. A excepción del estudio de resonancia, cuyo equipo está instalado en este centro, y al cual se deriva a los asegurados del IPS. El doctor Brunstein señaló que casi dos meses estuvieron sin brindar servicios debido a la pandemia, lo cual les generó pérdidas. Ingavi se convirtió en centro de contingencia, pero al principio no se registraban pacientes. A la fecha, solo este grupo de pacientes con Covid-19 o sospecha accede a los servicios de diagnósticos en Ingavi. Los demás deben acudir hasta el privado de San Lorenzo. A Meprotec le adjudicaron el servicio tercerizado por 10 años en Ingavi. Ecografía, electrocardiograma, ecocardiografía, resonancia magnética, mamografía, tomografía y otros son los estudios a los cuales accede el asegurado. Con esta tercerización, IPS cuenta con dos resonadores magnéticos a disposición de 1.455.360 asegurados, entre titulares y beneficiarios. Además, se sumó el equipo de resonancia magnética de 3 teslas instalado en el Sanatorio Británico de Asunción, que funciona como centro de contingencia. Están separados por el tema del Covid-19. El centro de Ingavi da de sobra en su capacidad. Dr. Gerardo Brunstein, gerente de Meprotec.

Fuente -> http://www.ultimahora.com