Denuncian por torturas a policías de la comisaría 7ª de CDE

0
18

La denuncia es por Coacción Grave, Privación de Libertad, Torturas y Persecución de Inocentes, y afecta a cuatro policías de la comisaría 7ª del barrio San José de Ciudad del Este. Las víctimas son Jessica Diana Leiva de Villalba y Sergio Martín Villalba, domiciliados en el barrio Ciudad Nueva, realizaron la denuncia en la Fiscalía a través de los abogados Mario Ángel Sosa y Alice Noelia Monges.

Según los datos, la pareja circulaba en un automóvil, IST de color planteado, junto a sus hijos menores de 7 y 1 año el sábado y fueron interceptados por los agentes, los trataron como delincuentes, e incluso maltrataron a los dos niños para obligarles a descender del automóvil.

El policía de apellido Ávalos, llegó a decir a la mujer Jessica Diana, que si en el automóvil no había nada, ella lo tenía en su cuerpo, dando a entender que eran drogas. Allí cundió el terror de las víctimas, ya que temían que los agentes puedan plantarle las drogas para luego acusarlos.

Como no encontraron nada tras prácticamente desmantelar el auto, media hora después los llevaron a la comisaría 7ª para la madre de familia sea revisada por una agente femenina. Todo esto, lo hacían sin orden judicial alguna.

Como la mujer tenía dinero consigo, producto de cobros realizados ese mismo día, les avisó a los policías que no les daría un solo guaraní. Entonces, uno de los policías dijo en idioma guaraní: “entonces ipukuta la problema” (sic.). En sede policial, todos estos hechos sucedieron en presencia de un uniformado que se presentó como el comisario.

“Luego de varios minutos, no habiendo encontrado indicio alguno y cuando ya nos estábamos poniendo en contacto telefónico con nuestros abogados, sorpresivamente nos devolvieron todos nuestros documentos y nos liberaron”, denuncian las víctimas.

“Al cabo de unas horas de ese insuperable y tétrico momento, aproximadamente a las 21:00 este denunciante recibe una llamada telefónica en su dispositivo móvil con número 0986210120 de la empresa TIGO, desde un número identificado como +595982909745, quien dijo ser el comisario encargado de la comisaría séptima en la que se produjeron los arbitrarios procedimientos policiales en nuestro detrimento, solicitando disculpas y que por favor no se publicaran ni denunciaran estos hechos”, agregaron.

El supuesto comisario les dijo que “para paz de toda la ciudadanía de bien, no se deberían de repetir, evitando caer en un estado de completa dictadura policial, que nos mantiene en vilo en todo momento, perdiendo la confianza en el cuadro policial, que al contrario de fustigar; agredir; coaccionar; extorsionar y cometer detenciones ilegales, debería velar por la seguridad, integridad física y mental; y bienestar general”, dice finalmente parte de la denuncia.

Fuente -> http://www.radioconcierto.com.py