Déficit alcanza 2,4% del PIB al mes de mayo, reporta Hacienda – Nacionales

0
69

El referido saldo rojo registrado de enero a mayo representa US$ 860,1 millones, atendiendo a que se ejecutan inversiones en infraestructura y se financian gastos de funcionamiento del Estado con fondos provenientes de deudas (bonos y préstamos).

Con este resultado el déficit acumulado en los últimos doce meses se situó en 4,8% del PIB, que constituye una referencia porque marca de alguna manera la tendencia de cómo irá cerrando a fin de año. De acuerdo con la estimación, el saldo rojo en el presente ejercicio llegaría a 6% del PIB, atendiendo que además de la deuda por ley de emergencia se le sumaría la del plan de reactivación económica que será presentado la próxima semana.

El informe de situación financiera fue presentado por el viceministro de Economía, Humberto Colmán, los directores: de Política Macrofiscal, Viviana Casco; de Presupuesto, Teodora Recalde, y del Tesoro, Marco Elizeche.

Estos explicaron que pese a la coyuntura marcada por los efectos de la pandemia del covid-19 a nivel sanitario, económico y social, la inversión pública de la administración central mantiene un alto nivel y a mayo registró un aumento del 37%, con relación al mismo periodo de 2019. Se destinaron US$ 368,4 millones en este periodo.

Además, expresaron que los gastos crecieron 15,3% y en este capítulo indicaron que en materia de pago de horas extras, de un promedio de US$ 1,4 millones pagados en 2019, cayó a 400.000 en abril y en mayo respectivamente, teniendo en cuenta el recorte que se había aplicado a este y otros beneficios.

En cuanto al ingreso, se registra una caída del 15,8% en la recaudación debido a las medidas adoptadas para evitar la expansión del coronavirus que llevó a la paralización de las actividades económicas. Sin embargo, si se compara con lo que se estimaba recaudar si la economía no se veía afectada por la pandemia, al fisco dejaron de ingresar US$ 362,3 millones (23,3% menos).

Fondos de emergencia

Las autoridades de Hacienda también explicaron que de los US$ 1.600 millones del fondo de la ley de emergencia, ya se transfirieron US$ 1.009 millones (63%) para la ejecución de los diferentes programas previstos como funcionamiento del Estado, apoyo al sistema de salud, los programas de protección social, entre otros, con lo que se benefició a 2.100.000 personas.

De estos fondos transferidos entre abril y mayo, se utilizaron US$ 347 millones para financiar los salarios, jubilaciones y pensiones, teniendo en cuenta la fuerte caída de los ingresos tributarios. Se pagaron salarios de docentes, personal de Salud Pública, policías, militares, haberes jubilatorios de beneficiarios de la Caja Fiscal y las pensiones para adultos mayores y del programa Tekoporã.

Esperan que en junio la cifra se reduzca, atendiendo que se estima habrá una mayor recaudación mediante el pago de los impuestos que fueron postergados y porque muchos sectores económicos de nuevo están operando.

Fuente -> http://www.abc.com.py