De proveer kits de COVID-19, “superproveedora” ahora refaccionará el Palacio de Gobierno – Nacionales

0
33

La empresa en cuestión, se convirtió en la “superproveedora” durante este Gobierno, y sin tener experiencia en obras de refacción de edificios históricos, se encargará de realizar estos trabajos con la firma Caraguatay, que tiene alguna experiencia en este tipo proyectos. Llamativamente, en esta licitación, el MOPC exigió a los participantes para que presenten certificados de calidad (ISO o similar), que justamente Engineering SA podía cumplir.

Mientras tanto, el ministro Arnoldo Wiens ya firmó el contrato por G. 38.885 millones, un monto que es 20% inferior al precio referencial del llamado fijado. Esto luego de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) haya realizado una investigación a la cuestionada adjudicación, que se dio a raíz de una impugnación que presentó la empresa Alberto Barrail e Hijos SA (ABH), representada por Juan José Barrail.

Empero, la DNCP desestimó la impugnación ya que, “la firma recurrente no logró desvirtuar la regularidad de la evaluación ni de su descalificación, así como de la información en cuanto a los contratos pendientes de ejecución presentados por el adjudicado”, según reza en la resolución N° 4201/20 que firmó el director de la institución, Pablo Seitz. Ver resolución de abajo.

De acuerdo con los datos, la empresa protestante fue descalificada “sin siquiera articular los mecanismos legales que le confieren la ley y sus reglamentaciones para dilucidar toda o cualquier duda sobre documentos presentados”. De acuerdo al informe de evaluación, ABH “no cumple” con el requisito mínimo; debido a que su recurso Financiero, es inferior al 20% del valor de las obras pendientes de ejecución.

“Como se puede apreciar, sin darle importancia ni valor alguno a la mejor oferta calificada desde el punto de vista del precio, el comité prefirió simplemente eliminarnos, por un tecnicismo que pudo haber sido subsanado, premiando con esa actitud a la oferta más costosa y además a la oferta que materialmente no ha presentado casi ningún documento requerido para la oferta”, expresa el documento.

En este caso, llamativamente, una vez más resultó adjudicado un grupo integrado por Engineering, que viene ganando importantes licitaciones pese a sus cuestionados antecedentes, como por ejemplo, en la criticada provisión del molino a la Industria Nacional de Cemento (INC), como también a la provisión de carros hidrantes de la Dinac, que se le adjudicó luego de invitar a un tour europeo a directivos de la entidad. Pese a que la Dinac pagó millones, no entregó aún los carros bomba.

De acuerdo con los datos, el joven empresario Andrés Campos Cervera, se convirtió en una de las más beneficiadas del Gobierno de Mario Abdo Benítez, con un crecimiento importante de sus contratos con el Estado, llegando a acumular adjudicaciones por G. 199.316 millones, de acuerdo con los documentos disponibles en la DNCP.

Para tener una idea, en los cinco años de la era Cartes, la empresa ganó licitaciones por G. 200.584 millones, pero con la actual administración ya ganó casi el mismo monto en menos de dos años, pese a que la firma tiene cuestionamientos en varias de sus adjudicaciones. Si se tiene en cuenta los llamados que obtuvo en consorcio, ya sobrepasó la cifra mencionada. Llama la atención que la firma se dedique a tantos rubros, desde la provisión de maquinaria, mobiliario escolar, construcciones y hasta se convirtió en proveedora de kits de protección en el marco del COVID-19. Todo indica que desde agosto de 2018 hasta agosto de este año, se volvió contratista favorita de varias instituciones, con nada menos que 51 adjudicaciones ganadas.

El propietario de la empresa, Andrés Campos Cervera, ha sido contactado numerosas veces por este diario, para tener su versión, pero no se ha podido dar con él. En la tarde de hoy, nos atendió la llamada y afirmó que no está interesado en dar su descargo.

“Realmente no tengo mucho qué aportar al tipo de publicaciones que están sacando, porque realmente más allá de … no hubo una intención de conocer la versión de la empresa antes de publicar. Entonces me reservo no más el derecho a réplica hasta tanto sea objetivo lo que se esté sacando”, dijo.

Al ser insistido en que las publicaciones se basan en hechos objetivos, reiteró que se reserva el derecho a dar su descargo.

ABC Color se pone a disposición del empresario, para escuchar sus explicaciones sobre los contratos que se le cuestiona y los millonarios fondos públicos que maneja su compañía.

Fuente -> http://www.abc.com.py