Datos curiosos sobre los anfibios

0
36

Los anfibios son animales vertebrados que necesitan un ambiente húmedo para sobrevivir. En este grupo de animales se incluyen las ranas, los sapos, las salamandras y los tritones. Actualmente existen más de 4000 especies en todo el mundo, estando repartidos en la mayoría de los continentes excepto en las regiones árticas y algunos desiertos áridos. Además, todas ellas son capaces de absorber agua y respirar a través de su delicada piel.

Los anfibios, especialmente los sapos y las ranas, son imprescindibles para el ecosistema y el medio acuático terrestre, pues se alimentan, en su mayoría, de otros animales artrópodos e invertebrados.

Entre algunas de sus particularidades, los anfibios presentan glándulas cutáneas especiales que producen proteínas. Algunas transportan oxígeno, dióxido de carbono o agua, mientras que otras luchan para frenar posibles infecciones producidas por hongos o bacterias.

Otra característica de los anfibios es su ciclo de vida y posterior metamorfosis. Salen del huevo para convertirse en larvas acuáticas (en esta etapa, a los sapos y las ranas se las denominan renacuajos). Tiempo después, comienzan a desarrollar extremidades y pulmones, por lo que las crías pasan a su fase adulta y comienzan a vivir la mayoría del tiempo fuera del agua.

Además, al igual que sucede con los reptiles, los anfibios son de sangre fría. Eso quiere decir que necesitan unas condiciones de vida muy concretas, pues de lo contrario no podrían sobrevivir. Es por ello que actualmente numerosas especies de ranas se encuentran en peligro de extinción, ya que sus hábitats naturales han sido destruidos o contaminados.

Si quieres descubrir algunos datos curiosos sobre los anfibios, no te pierdas la siguiente galería. ¡Son unos animales increíbles!

 

Fuente -> https://www.muyinteresante.es