Darío Messer prendió el ventilador – Nacionales

0
49

Darío Messer, el hermano del alma, inició su proceso de delación el 19 de junio pasado. Lo hizo en su casa de Rua Bulhoes de Carvalho, numero 356, apartamento 401 en pleno Copacabana (Rio de Janeiro) y frente al Fiscal Regional de la República José Augusto Vagos, acompañado de su abogado, Messer prendió el ventilador y contó todo. Un trecho de parte de su delación fue obtenido por nuestro diario y presentaremos por secciones.

En este capítulo relata cómo logró huir el día que se desplegó el operativo que ordenó su captura; que Juan Pablo Jimenez Viveros Cartes, su socio en Chai SA lo llevó a esconder en su propia estancia en Isla Alta (Paraguarí). De allí fue a Salto del Guairá por un tiempo y luego a Pedro Juan Caballero donde estuvo viviendo tranquilamente en una casa alquilada por una familia “con influencia en el gobierno” por varios meses.

Allí hasta lo visitaba su novia.

ASÍ LOGRÓ HUIR DENTRO DE PARAGUAY

Messer relató a la fiscalía brasileña que cuando se desplegó la Operación “Cambio, Desligo” el jueves 3 de mayo del 2018, él estaba en su casa del Paraná Country Club, que él supo que se haría el operativo pero no sabía cuándo iba a ser la fecha. Que de su casa del Country huyó hacia su estancia en Isla Alta, Paraguarí, adonde fue llevado por Juan Pablo Jimenez Viveros Cartes, primo de Horacio Cartes y socio de Messer en la empresa Chai SA. Que en ese momento, sin saber para dónde ir, pidió auxilio a Najum Turner, un cambista uruguayo que cobró notoriedad en 1992 cuando el ex secretario particular de Collor de Mello, Claudio Vieira lo acusó de ser el principal operador de la red de lavado de dinero que el ex presidente tenía en Montevideo, Uruguay.

Según Messer, Najum Turner pidió auxilio a Roque Fabiano Silveira, empresario brasileño de la frontera con orden de captura en Brasil por sus antecedentes, señalado como uno de los cerebros del tráfico de cigarrillos en la frontera. Roque envió un avión para buscar a Darío Messer y fue así como dejó atrás el departamento de Paraguarí con destino a Salto del Guairá, Canindeyú, donde está la residencia de Fabiano Silveira; allí se quedó por un mes.

Darío Messer durante su detención en Brasil.“Con influencia en el gobierno”

Messer dijo que no podía recordar el nombre del piloto del avión pero que trabajaba para Roque Fabiano Silveira, y que sí recordaba que en el vuelo estaba una persona de apellido ALE, hijo de Eulalio y cuñado del hijo de Antonio Motta, “con influencia en el gobierno paraguayo” (N. de la R., la familia brasileña opera en Amambay, en la frontera, con estancias también del lado paraguayo). Que Roque Fabiano Silveira presentó a Darío Messer a la familia Motta que, hasta ese entonces, Darío no conocía. Que la familia Motta hizo buscar a Messer del avión y lo llevó hasta una estancia en Pedro Juan Caballero. Esta familia alquiló una casa en Pedro Juan Caballero para que Darío pudiese vivir en ese lugar, sitio donde permaneció por espacio de cuatro meses.

El “hermano del alma” dijo también que no sabía si la casa ya estaba alquilada o la alquilaron especialmente para él. Que Antonio Motta (hijo) dormía algunas veces en la casa, que los muebles eran simples pero nuevos. Y que la familia Motta habría aceptado albergarlo a él porque creyeron que podrían hacer buenos negocios con el patrimonio de Darío. Que Antonio Motta, apodado Tonho, le ofreció transferir las propiedades de Messer a su nombre para intentar huir de los bloqueos de la justicia. Que por las noches había un guardia de seguridad armado en la casa, que no era una mansión pero que era confortable. Messer dijo que él pensaba que que Antonio Motta no tenía relación comercial con Roque. Que en el periodo que él vivió en Pedro Juan Caballero, toda la estadía suya fue costeada por la familia Motta.

Messer recordó también que su novia Myra empezó a visitarlo recién cuando él se mudó a Pedro Juan Caballero, adonde ella lo visitó unas tres o cuatro veces. Que también lo visitaban Eulalio, Ale, el abogado José Augusto Marcondes de Moura, al que Darío apodaba “Sujinho” en su celular, y Larisa, la novia de Antonio De Motta (hijo). Que una o dos veces estuvo en la casa de Antonio Motta donde conoció a Orlando, hijastro de Antonio, hijo de Cecy.

El 22 de setiembre del 2018, mientras lo buscaban en Paraguay y Brasil, Messer volvió a su país natal en avión, desde Ponta Porá hasta Jundiai. Que quien proveyó el transporte fue la familia Motta y a su llegada a destino fue recibido por el uruguayo Najum Turner. Aclaró que las fotos tomadas dentro de un avión, que fueron encontradas en su celular, fueron tomadas ese día, el 22 de setiembre, día de su cumpleaños. Que apenas llegó a Brasil fue a vivir a la ciudad de San Pablo, en Alameda Lorena, y posteriormente en Rua Pamplona.

Lea más: Messer acordó con la Fiscalía de Brasil

La Senabico recaudaba US$ 600.000 mensuales por las vacas decomisadas a Darío Messer.

Fuente -> http://www.abc.com.py