Curiosidades sobre el Tyrannosaurus Rex

0
80

Los dinosaurios han sido una parte importante de la cultura pop durante décadas, han sido protagonistas de libros, películas, videojuegos, programas de televisión para niños, documentales… pero, ¿cuántas de nuestras nociones más populares sobre dinosaurios son científicamente precisas? Existen muchos mitos comunes sobre los dinosaurios y, concretamente, una gran mayoría rodea al famoso Tyrannosaurus Rex, la única especie del género Tyrannosaurus que vivió a finales del Cretácico, hace aproximadamente entre 68 y 66 millones de años en lo que actualmente es América del Norte.

Si bien muchos de nosotros estamos familiarizados con el evento de extinción masiva que ocurrió al final del período Cretácico hace 66 millones de años y que acabó con la mayor parte de los dinosaurios, pero no con todos.

El término “dinosaurio” se refiere al grupo de animales que incluyen ornitisquios (por ejemplo, dinosaurios blindados como Ankylosaurus y Triceratops) y saurisquios (por ejemplo, saurópodos como Brachiosaurus y terópodos como Tyrannosaurus rex y Giganotosaurus). Las aves se enclavan como pertenecientes al grupo Maniraptora, que son terópodos. Esto es, los “dinosaurios no aviarios” se extinguieron al final del Cretácico, pero los “dinosaurios aviarios” todavía están con nosotros hoy, en forma de aves.

¿Todos los dinosaurios eran tan grandes como nos los dibujan en libros y películas?

A pesar de que gran parte del atractivo popular de los dinosaurios se basa en el hecho de que eran unos animales enormes (como el impresionante Argentinosaurus de más de 30 m de largo y 50 toneladas de peso o carnívoros como el Spinosaurus de hasta 18 metros de largo y 20 toneladas de peso), muchos dinosaurios eran pequeñas criaturas del tamaño de una gallina. Algunos ornitisquios, el grupo de dinosaurios que incluye Triceratops y Stegosaurus, solo tenían alrededor de un metro de altura (por ejemplo, el Kulindadromeus de Siberia).

Los terópodos, el grupo de dinosaurios que incluye T. rex y las aves modernas, se hicieron progresivamente más pequeños con el tiempo y en esta sección tendríamos que contar muchos dinosaurios muy pequeños, que pesaban menos que una bolsa de gominolas.

Restos bien conservados de la piel dinosaurio de todo el mundo nos muestran que los dinosaurios tenían la piel escamosa, pero los paleontólogos han reconocido que muchos dinosaurios también portaban plumas. Este cambio de paradigma se debe en gran parte a los descubrimientos espectaculares de plumas preservadas en más de 50 especies de dinosaurios de los famosos lechos fósiles del Cretácico Temprano, con pequeños dinosaurios parecidos a pájaros como Microraptor y grandes primos de Tyrannosaurus rex como Yutyrannus.

 

Fuente -> https://www.muyinteresante.es