COVID-19: Alto Paraná se aleja de la “zona roja”, mientras Asunción y Central encienden la alarma – Nacionales

0
26

De acuerdo al último informe del Ministerio de Salud emitido ayer sobre el número de casos positivos de COVID-19, el departamento de Alto Paraná se va alejando de la “zona roja” con el 20,4% de los infectados, mientras que Central y Asunción encienden la alarma con el 37,3% y el 22,8%, respectivamente.

20 de septiembre de 2020 – 18:16

Según los datos del Ministerio de Salud, hasta ayer, los casos confirmados de COVID-19 en nuestro país ascendían a 33.015, de los cuales, 14.844 son activos y 17.535 son recuperados. Los fallecidos son hasta el momento 636. El número de muertos más alto se registró ayer, con 25 víctimas.

De estos casos confirmados, 11.755 son de Central, 7.195 son de Asunción y 6.442 de Alto Paraná, lo que indica que después de varias semanas en las que este último departamento presentara la mayor cantidad de infectados, los números se tornaron alentadores, pero la alarma se encendió en Central y Asunción, en donde los casos van aumentando rápidamente.

Lea más: COVID-19: números alentadores en Alto Paraná desde hace dos semanas

Por el momento, Ñeembucú es el departamento con menos infectados. Allí los casos ascienden a 95 (0.3%).

La semana pasada, el Dr. Hugo Kunzle, director de la Décima Región Sanitaria, afirmó que después de meses de alarma en Alto Paraná, los números de fallecidos e internaciones por COVID-19 han disminuido. Afirmó que incluso las llamadas al 154 también disminuyeron.

Lea más: COVID-19: Misiones está “bajo control, pero no hay que relajarse”, dice Sequera

Kunzle sostuvo que además del índice de mortalidad, bajó también el número de llamadas al 154, como así también los números de internaciones y de consultas, y llama la atención la disminución de solicitudes de hisopado. “Esperemos que esto se mantenga así y no haya retrocesos”, señaló.

Por otro lado, según los últimos informes, estos datos van en llamativo aumento en Central y Asunción, en un escenario en el que las camas de terapia intensiva llegan al tope.

Fuente -> http://www.abc.com.py