Cotizan el agua en Bolsa de valores en el extranjero, pero en Paraguay seguimos contaminado – Nacionales

0
34

El agua ha sido novedad porque ya se la considera un producto bursátil en mercado de valores del Walt Street, dice Miguel Torres, periodista, en conversación con ABC Color. Mientras, en Paraguay tenemos abundancia de este recurso natural, pero se pierden cosechas durante la sequía y se sigue contaminado el precioso líquido vital.

12 de diciembre de 2020 – 15:41

El comunicador Miguel Torres dio un panorama de lo que ocurrió este año a nivel internacional en lo referente a los intensos incendios y pocas lluvias registrados en California, que afectaron significativamente la actividad agrícola. “Si separamos al estado de California de Estados Unidos, el país sería la quinta economía del mundo. Y uno de sus pilares es la producción agrícola porque producen allí frutas, legumbres, vinos, productos que los aseguraron en el mercado del futuro”, dijo el periodista.

Le puede interesar: ¿Cómo funciona la bolsa de valores?

Añadió que ya era extraño que el agua no se considerara un commodity cuando se utiliza para regar los sembradíos.

Resaltó que ante esta escasez del vital líquido se llegó a que en la actualidad los productores agrícolas compren sus primeros volúmenes de agua para asegurar sus cosechas. “Lo van a pagar a un precio de acuerdo a la cotización, van a comprar 1.202.233 m3, un m3 equivale a 1000 litros de agua”, ejemplificó el entrevistado.

Se usa en la producción

El agua que se cotiza es la que se usa en la producción. El productor trata con el proveedor, hace un trato a futuro, se le pone un precio del agua que se cobrará en la próxima zafra, explica el comunicador que es conocedor en la materia.

Pero cuando se habla de agua, no existe un manejo como de empresas, pues las cuencas acuíferas son del dominio público en Estados Unidos. No obstante, el gobierno establece regulaciones y cupos, incluso hay tratados internacionales con México sobre como se comparte se comparte el río Bravo.

“De pronto en una época de siembra se le da agua a México, y en la época de siembra de Estados Unidos se le da agua a Estados Unidos para un equilibrio en la producción agrícola”, detalla Miguel Torres.

Cómo es la operación

Para que el vital líquido llegue al productor, el traslado se hace a través de acueductos, y los tratamientos tienen un precio fijo. Por ejemplo, si costaba 500 dólares y podría subir a 525 dólares por motivos climáticos, por pocas lluvias, etcétera, el productor tiene el beneficio de que se le mantendrá el precio de 500 dólares.

Lo nuevo asusta

Esta práctica generó que mucha gente se escandalizara y criticara que “se esté privatizando el agua”, pero según el comunicador, no es así necesariamente. “Lo que se esta haciendo es darle una orden a la situación, para que ante la escasez se pueda tener provisión del vital líquido”. “Es peor no tener y que se cancele a un estado de los Estados Unidos porque eso incrementa el precio de los alimentos y es terrible”, aseguró Torres.

Que ocurre en Paraguay

En el caso de nuestro país, disponemos de acuíferos, ríos y este año aún así hubo problemas para los que trasladan los productos y para el agro en sí. ¿Cómo podría darse ese tipo de negocio aquí en Paraguay?

Según el comunicador, desde que se realizó el foro mundial del agua en los años 2007-2008 ya se hablaba de Paraguay como uno de los países con mayores reservas de agua dulce, pues somos propietarios del acuífero Guaraní y el acuífero Patiño. Recordemos que si bien el agua abunda en un 70% en la superficie de la tierra, solo el 10% es apta para el consumo humano, porque la demás es agua salada.

Entonces, ¿cómo se puede preservar el agua? “Desde hace más de 10 años se habla de filtraciones de mercurio en el acuífero guaraní y eso es contaminación. Se envenena el agua y no es apta para el consumo humano. También los tratos que se hicieron con las empresas consumidoras de agua como productoras de cervezas y gaseosas, hacen que prácticamente le salga gratis el recurso hídrico que utilizan. Aquí tenemos muy pocas regulaciones ambientales, y las pocas que hay no se cumplen”, lamentó el entrevistado.

Finalmente señaló que lo primero que tenemos que hacer es una regulación eficaz, para después ver cómo se podría posicionar el agua en el mercado de valores. “Ya hay mercado de futuro monetario en Paraguay. Entonces el mercado de futuro agrícola sería una consecuencia natural, pero tendríamos que crear una estructura hídrica acorde”, “Es una ironía que muchas veces tengamos abundancia de agua, pero muchos regados de sembradíos son temporales. Es una ironía que muchas veces tengamos tanta abundancia de agua y que mueran cosechas porque no llueve”, manifestó Miguel Torres.

Fuente -> http://www.abc.com.py