Controles cada vez más frecuentes y extorsivos de la Patrulla Caminera

0
18

Momento en que el abogado exhibe la boleta que los agentes de la Patrulla Caminera le confeccionaron por supuesto desacato y trataban de requisar el vehículo del letrado por negarse a la prueba de alcotest.

Conductores molestos indicaron que los controles de la Patrulla Caminera son cada vez más extorsivos y frecuentes en las principales ciudades del décimo departamento. En Ciudad del Este los “zorros grises” tienen al menos ocho puntos de control permanente, todos los días, casi las 24 horas, creando zozobra entre los automovilistas, quienes pierden mucho tiempo durante los exhaustivos controles, que estarían siendo ordenados por el propio titular del MOPC, Arnoldo Wiens, y el nuevo director general de la Caminera, el cuestionado inspector general Osvaldo Cabrera.

Casi a diario, surgen videos sobre los procedimientos irregulares y extorsivos de agentes de la Patrulla Caminera. El domingo a la noche, nuevamente surgió un caso de un abogado, atajado durante un control de la Caminera en la zona de Hernandarias. El mismo primeramente se negó al control de alcoholemia, cuando los agentes ya pretendían retener su vehículo. El profesional del derecho, les explicó que el vehículo es un bien privado, sin embargo, los zorros insistieron que, según la Ley Nacional de Tránsito 5.016, ellos están facultados a retener los vehículos que incurren en infracción.

Se les explicó que el ciudadano tiene derecho a negarse al alcotest, motivo por el cual los de la Caminera le confeccionaron una boleta de multa por supuesto desacato. El abogado entonces indicó que cuenta con una filmación en su teléfono celular en donde se ve que le pidieron coima, un modus operandi sumamente frecuente en el personal de la Caminera. Refirió además que sin orden judicial era imposible la retención de vehículos, por lo que decidió retirarse a bordo de su camioneta. Este es apenas uno de los tantos casos que suceden a diario en la zona Este del país.

CONTROLES EN CASI CADA KILÓMETRO

En los últimos dos meses, la Patrulla Caminera intensificó sus controles de manera notable en el décimo departamento. Mientras en otros departamentos se hace un control de forma aleatoria, en cada ciudad, aquí en Ciudad del Este por ejemplo existen al menos ocho puntos de control, frente a la oficina de la Senad (Área 4), frente a Apamap (Área 8), rotonda del Área 1, km 4, km 5, km 8 y km 12. Luego siguen en Minga Guazú, en el km 15; en Pdte. Franco, sobre la avenida Monday, cercanías del puente sobre el río Monday (lugar donde antes nunca se hacía controles), rotonda principal del municipio franqueño, y camino a Hernandarias, al menos otros tres lugares de control de manera casi permanente.

Director regional de la Caminera es el Inspector Mayor Humberto Rojas, quien ya en varias oportunidades se destacó por su prepotencia. El mismo prácticamente nunca se muestra predispuesto a solucionar o al menos conversar con la ciudadanía, sino interpreta la ley nacional de tránsito a su manera, aplicando millonarias multas, que ahora en tiempos de pandemia y crisis económica, perjudica en demasía a la ciudadanía.

Respecto a los controles, el mismo alega que recibe órdenes directas de su superior, el Inspector General Osvaldo Cabrera, quien a su vez estaría recibiendo directivas del ministro Arnoldo Wiens para “apretar” en Alto Paraná y recaudar lo máximo posible en multas. Cabrera es muy cuestionado, ya que cuenta con antecedentes por violación de la cuarentena y por verse involucrado en un accidente fatal, en el cual perdió la vida un jornalero. Pese a estos antecedentes, el mismo se convirtió en mandamás de la Caminera y actualmente le está haciendo “la vida imposible” a los ciudadanos altoparanaenses.

Fuente -> http://www.laclave.com.py