Conflicto por tutela de niñas habría generado denuncia contra enfermera

0
11

Gloria Carolina Escobar, funcionaria de Salud.

Ayer se hizo presente ante la unidad especializada en violencia familiar, a cargo de la fiscal Susan Vega, la representante legal de la enfermera Gloria Carolina Escobar Acuña, al enterarse a través de La Clave, la denuncia formulada por su expareja, Claudio Ramón Guerrero, por presuntos hechos de violación del deber de cuidado y educación. Inmediatamente, solicitó diligencias, entre las que pidió el sometimiento de las niñas a la Cámara Gesel en carácter de anticipo jurisdiccional de pruebas para descartar definitivamente los hechos que su despechada expareja le atribuye.

El origen de todo habría sido el inicio de un proceso por régimen de convivencia que el padre entabló contra la enfermera y que será definido ante el juzgado de la niñez y la adolescencia, a cargo de la jueza Guillermina Ramírez de Giubbi, donde solicitó la convivencia definitiva con sus tres hijas menores y no hubo conciliación. Durante la audiencia de marras, la mujer denunció hechos de violencia familiar por parte de su expareja, que al mismo tiempo fue denunciado por prestación de alimentos a favor de sus tres hijas menores.

Sostuvo que Guerrero tiene como único objetivo evitar el pago de la pensión alimentaria. Confirmó que la enfermera, por su rango laboral, tiene periódicas guardias nocturnas y su primer vínculo con el Ministerio fue en San Cristóbal, donde ahora se desempeña como funcionaria de salud. Que cuenta con una persona responsable que se queda con las niñas en esas circunstancias, que pueden ser probadas mediante oficio de informes al departamento de talento humano en la institución donde presta servicios como funcionaria pública.

También ofreció el diligenciamiento de testificales para certificar el trato que las niñas reciben de parte de su madre y su actual pareja, acto con el que podrá corroborarse la mala fe del denunciante. Aclaró que no existe padrastro, ya que la enfermera vive con las tres hijas de ambos y la cuidadora de las mismas, cuyo testimonio también pidió sea escuchada.

Fuente -> http://www.laclave.com.py