Con título apócrifo, Diagro pretende desalojar a humilde familia de sus tierras

0
34

La ley del ente agrario es clara y expresa que las tierras pertenecen a las que las ocupan y trabajan.

SANTA FE DEL PARANÁ. La empresa Diagro S.A., propiedad de capitalistas brasileños, sigue insistiendo en usurpar las tierras de una humilde familia, situadas en la colonia 13 Tuyutí de éste distrito. Se trata de una finca de unas dos hectáreas que está hace más de una década en poder de una humilde familia campesina, y pese a que la justicia, en primera instancia ya se expidió favorablemente en beneficio de los campesinos, Diagro apeló la sentencia y estaría a punto de lograr su cometido, mediante la presión y millonarias “coimas” que estarían ofreciendo a los jueces que integran el Tribunal de Apelaciones en lo Civil. También se desarrolla un proceso en el ámbito penal, donde igualmente perdió Diagro ya que el fiscal de la causa, Alfredo Acosta Heyn, solicitó la suspensión provisional para los ocupantes de la finca al sostener que no se puede considerar de invasores a los labriegos que están asentados en el lugar desde hace una década, ante el abandono de la persona que décadas atrás fue adjudicada por el ente agrario.

Son apenas unas dos hectáreas, ocupadas por la señora Zulma Rodríguez Díaz y su familia. Sin embargo, la poderosa empresa Diagro, propiedad de inversionistas brasileños inescrupulosos, se empecina en desalojar de su finca a esta familia. De acuerdo a los datos, dicha empresa de explotación agrícola usurpa unas 2 mil hectáreas en la zona de la colonia 13 Tuyuti, pese a que la ley que regula el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT) es clara al referirse a que la tierra del ente no puede ser adjudicada a empresas y tampoco a extranjeros. Desde el año 2019, se encapricharon en apoderarse de las tierras de la señora Zulma Rodríguez, iniciando sendos procesos en la justicia, inclusive por supuesta invasión de inmueble.

Esta familia campesina hace más de una década ya ocupa la pequeña parcela de tierras, pero Diagro, invocando presuntamente un título de propiedad de contenido falso, alega ser dueña de dicho inmueble. No obstante, el Indert ya dictaminó el año pasado que dichas tierras son de la institución y por lo tanto sujetas a la reforma agraria, lo cual en teoría imposibilita a Diagro apoderarse de las mismas.

En ese sentido, a través de la sentencia definitiva N°51, del pasado 27 de julio de 2020, la jueza Eresmilda Román Paiva resolvió no hacer lugar al interdicto de recobrar la posesión, promovido por Diagro, en contra de los humildes campesinos Sergio Ortiz y su esposa, Zulma Rodríguez Díaz. Sin embargo, Diagro apeló la sentencia y ahora, en segunda instancia, existen fuertes versiones de que la sala civil de la Cámara de Apelaciones de CDE, integrada entre otros por las juezas Juliana Giménez y Graciela Ortiz, estaría a punto de dictar un fallo favorable a Diagro, con escuestos argumentos. Fuentes en Tribunales aseguran que “corrió mucha plata” para que así sea y que incluso antes de las fiestas los abogados de la empresa negociaron con los camarista para emitir un fallo a favor del silo.

También en lo penal existe otro proceso sobre la misma causa, en donde también Diagro perdió de acuerdo a los datos. Sin embargo, igualmente estarían maniobrando y presionando al fiscal y juez de la causa a mantener procesados a los denunciados.

DENUNCIADOS POR INVASIÓN

En su afán de obtener tierras que no les corresponden, los abogados de Diagro incluso presentaron una denuncia por invasión de inmueble contra la familia de la señora Zulma Rodríguez. En el marco de este proceso, el agente fiscal Alfredo Acosta Heyn ya pidió el sobreseimiento provisional de los acusados, al no existir pruebas de que los mismos sean invasores.

No obstante, ayer los abogados de Diagro por tercera vez se ausentaron de la audiencia preliminar que se debía realizar en el juzgado de Hernandarias, con evidentes intenciones dilatorias. Pero, trascendió que el fiscal ya había solicitado el requerimiento de suspensión provisional, lo que se va ratificar en la audiencia preliminar, señalaron nuestras fuentes.

Recordemos que la colonia 13 Tuyuti fue creada en los años ochenta por el antiguo Instituto de Bienestar Rural IBR, hoy llamado Indert, y está compuesta por unas 3 mil hectáreas de tierras. De acuerdo a los datos, los beneficiarios eran héroes de la guerra del Chaco y sus descendientes, sin embargo, con el paso de los años, lentamente comenzaron a ser usurpadas por empresarios brasileños. Según planos originales y denuncias de campesinos, la empresa agrícola Diagro S.A. está en posesión y explotando ilícitamente unas dos mil hectáreas de tierras, en la colonia, situación que merece ser investigada por las nuevas autoridades regionales del Indert.

Fuente -> http://www.laclave.com.py