Comunidad internacional exige investigación de muerte de dos niñas que serían del EPP

0
25

Momentos antes de confirmarse que las abatidas eran menores. La gráfica muestra al presidente de la República, custodiado por los militares.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dependiente de la Organización de Estados Americanos, se pronunció el sábado último con respecto a los hechos ocurridos el 2 de los corrientes en la zona de Yby Yaú, departamento de Concepción, donde dos niñas fueron abatidas por la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en una presunta refriega con miembros de la banda criminal EPP. El organismo recuerda mediante un Tweet que niñas, niños y adolescentes obligados a formar parte de grupos armados o del crimen organizado son víctimas del reclutamiento forzado y que los Estados deben adoptar medidas de protección y restitución de sus derechos.

Exige al presidente Mario Abdo Benítez investigar las circunstancias de la muerte de las menores y redoblar los esfuerzos en la adopción de medidas de prevención al reclutamiento forzado de menores por grupos armados en el Paraguay. Mientras tanto, la Cancillería argentina reclamó formalmente al Gobierno paraguayo el esclarecimiento del caso y la identificación de los responsables, iniciando con ello una crisis diplomática, ya que las dos niñas abatidas cuentan con identidad argentina y apenas cuentan con 11 años de edad, conforme al reclamo oficial.

El operativo inicialmente considerado “exitoso” no pasó del fiasco, ya que FTC presumió haber acabado con la vida de dos altas dirigentes del grupo criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) e incluso mencionó que se trataría de las buscadas, Magna Meza y Liliana Villalba, pero que las acribilladas resultaron ser, en apariencia, hijas de las citadas. Las sospechas se iniciaron con la demora del rescate de los cuerpos de las presuntas “jefas” del grupo criminal y su inmediata identificación, seguido de la celeridad con que se ordenó la inhumación de los restos nuevamente en la ciudad de Yby Yaú.

La reacción internacional motivó la exhumación de los cadáveres para realizar la autopsia como corresponde, con puntos específicos de pericia en el laboratorio forense del Ministerio Público y en carácter de anticipo jurisdiccional de pruebas ordenadas por la juezA de garantías Lici Sánchez. El ya alicaído concepto internacional con respecto al comportamiento del presidente Abdo se ve ahora forzado con la exigencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que exige el esclarecimiento del hecho y la identificación de los responsables. Todo apunta a que se resuelva un nuevo proceso contra Paraguay como consecuencia de la situación planteada.

Fuente -> http://www.laclave.com.py