Compatriota voluntaria para prueba de vacuna contra el COVID-19 cuenta su experiencia – Nacionales

0
61

Elsa Recalde, una paraguaya que reside en Argentina, es una de los voluntarios para probar la vacuna contra el COVID-19. La compatriota contó su experiencia e hizo un llamado a los paraguayos a fin de que no se dejen guiar por las versiones de que “el virus no existe”. Afirmó que está confiada y espera que la inmunización dé resultados positivos.

04 de septiembre de 2020 – 13:23

Esta mañana habló con ABC Elsa Recalde desde Argentina. La compatriota reside en el vecino país y tras inscribirse al programa de pruebas fue una de los seleccionados para la vacuna contra el COVID-19. Manifestó que el protocolo llevado a cabo fue excelente por parte de los profesionales de la salud que realizaron el procedimiento durante la primera dosis que se aplicó el sábado pasado. “Esperemos que nos sirva la vacuna”, indicó.

Lea más: Argentina: Paraguayos entre los 25.000 voluntarios anotados para el experimento con una de las vacunas contra COVID-19

Recalde formó parte de los 5.000 voluntarios de la prueba de la vacuna que está siendo realizada por la estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech.

Comentó que efectivamente le causó un poco de dolor de cabeza entre la noche del sábado y el domingo, pero después ya no tuvo ningún síntoma. Agregó que el personal de blanco le explicó que pueden llegar a presentar incluso fiebre y otros síntomas. “Eso es normal. Si nosotros tenemos esos síntomas es porque la vacuna sirve”, comentó.

En ese contexto, dijo que actualmente está siendo monitoreada por los especialistas en caso de cualquier síntoma que presente. “Hasta ahora creo que todo está bien. Yo me animé más cuando este infectólogo habló y dijo que él se aplicó”, expresó.

Nota relacionada: Argentina y México producirán la vacuna de AstraZeneca y Oxford contra el COVID-19

Manifestó que antes de aplicarse la prueba le practicaron análisis de orina, de sangre y le realizaron el testeo del nuevo coronavirus. Tras recibir la dosis, señaló que debían esperar media hora y si no presentaban alguna reacción negativa podían irse a sus casas. No obstante, le falta recibir una segunda dosis el 18 de setiembre.

Aseguró que le pidieron que desarrolle su vida normal y dijo que de igual manera será monitoreada durante un año y seis meses por los doctores. Finalmente, instó a los compatriotas a que no crean en la supuesta inexistencia del virus. “El virus es fuerte, es tremendo lo que está haciendo acá”, enfatizó.

La Pfizer hará pruebas en Estados Unidos, Alemania, Argentina y Brasil. Además, el gobierno argentino informó que en ese país también producirá otra de las vacunas que se están desarrollando, que corresponde a la Universidad de Oxford y será elaborada por la farmacéutica AstraZeneca.

En Argentina ya se confirmaron 451.185 casos de COVID-19, de los cuales se reportaron 9.361 decesos y 322.448 recuperados.

Fuente -> http://www.abc.com.py