Cómo reducir el desperdicio alimentario

0
19

El 29 de septiembre es el Día Mundial contra el Desperdicio Alimentario, establecido por la FAO, cuyo objetivo es que la población tome conciencia de este grave problema. Tanto la Unión Europea como el Gobierno de España también han realizado acciones de concienciación y creado estrategias y páginas web, pero el consumidor apenas las conoce.

Un tercio de la producción mundial de alimentos se desperdicia. Este malgaste se produce en toda la cadena alimentaria, desde el campo hasta los hogares, pasando por las fábricas, la distribución y la hostelería.

El coste de producir comida es muy alto, tanto en dinero como en recursos humanos y naturales, como suelo, agua y energía. Por eso, genera un gran impacto ambiental. Aunque nosotros podamos permitirnos el desperdicio, el planeta no puede. Al menos, a medio y largo plazo.

Las frutas y verduras son los productos más desechados en la distribución, seguidos por el pan y similares. Un estudio sueco demostró que los desperdicios cárnicos y los de panadería son los que presentan una mayor huella medioambiental.

Esta realidad está incrementando la presión por las prácticas sostenibles y la reducción del desperdicio alimentario. Pero las medidas a tomar deben ser distintas según hablemos de las industrias, la distribución o los hogares.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es