Comisión del Pilcomayo identificó las propiedades donde se detiene el río – Nacionales

0
31

Técnicos de la comisión del Pilcomayo lograron localizar el conjunto de propiedades donde se retienen las aguas del río. De inmediato iniciaron el diálogo con los propietarios a fin de lograr el permiso necesario para iniciar la limpieza del área.

El ingeniero Arturo Niedhammer, director de la Comisión Nacional del Pilcomayo, confirmó que disponen del listado de propiedades en las que se retienen las aguas del Pilcomayo, al sur del fortín General Díaz.

Al respecto indicó que los técnicos de la comisión nacional realizaron el trabajo de catastro a fin de identificar el conjunto de establecimientos donde las aguas permanecen por períodos de hasta seis meses, sin avanzar hacia la naciente del río Montelindo.

En tal sentido resaltó que el Pilcomayo recorre 400 kilómetros entre la embocadura y General Díaz en solo 10 días; en cambio, al sur del fortín permanece estacionado por seis meses sin avanzar 150 kilómetros hacia poblados que también necesitan agua.

La preocupación tiene su fundamento en que el Estado invierte 10 millones de dólares anuales para captar las aguas del río y los beneficios de esta labor deben alcanzar a la mayor cantidad posible de pobladores.

La retención del río creó un espejo de agua de 30 mil hectáreas. El objetivo de la comisión nacional es que el agua corra con fluidez y de ese modo recuperar el Estero Patiño.

Listado de propiedades

El listado de propiedades donde el agua se retiene es el siguiente: Nicolás Luthold, Hernán Arrellaga, Justino Ríos, Miguel Inzúa, Julián Alvarenga, Alfino Yapari, Sixto Samaniego, Jacinta de Torres, Jorge Dacak, Antonio Brusquetti, Algarrobo SA, María Concepción Busquetti, Ganadera San Nicolás SA y Ganadera 26 de Agosto.

Cada uno de estos inmuebles tiene mayor o menor responsabilidad en la retención de las aguas, pero en conjunto el resultado es que el Pilcomayo no se escurre con fluidez a la naciente del Montelindo y los poblados de fortín Caballero, Rojas Silva, Esteban Martínez.

Para facilitar el escurrimiento se debe realizar una limpieza de obstáculos vegetales que llegaron a convertirse en una suerte de represas. La comisión del Pilcomayo tiene previsto iniciar en forma urgente dicha tarea.

El tema de los sedimentos

Hay una realidad que los propietarios de establecimientos se niegan a admitir: el Pilcomayo transporta y seguirá transportando sedimentos. No hay forma de evitar que el deje no traiga consigo millones de toneladas de arena.

Ningún propietario quiere el sedimento en su establecimiento, pero todos reclaman el agua. Y la quieren limpia, sin sedimentos.

No hay forma de evitar que el Pilcomayo venga sin arena, de allí la necesidad de coordinar esfuerzos entre la comisión del Pilcomayo y el Ministerio del Ambiente.

Solo que esto significará que los técnicos del Mades trabajen…

[email protected]

Fuente -> http://www.abc.com.py