Cerveza El Águila Sin Filtrar, un sabor auténtico

0
84

Gracias a la recuperación de su método tradicional, El Águila Sin Filtrar permite disfrutar de una lager especial que parece “recién salida del tanque de fermentación”, como explica el maestro cervecero creador de la nueva receta.


A principios del siglo XX, cuando nació en Madrid la marca El Águila, las cervezas no se solían filtrar y, de hecho, se mantenía manualmente el nivel de levadura en el tanque, con el fin de ofrecer una bebida con cuerpo y un sabor con personalidad.

El Águila ha vuelto a lo genuino con esta Sin Filtrar, en la que destacan los lúpulos Perle y Lemondrop® a través de la técnica de late hopping, que consiste en añadir lúpulo al final del proceso de cocción.

El ritual a la hora de disfrutarla es signo de su carácter. Así, según el maestro cervecero es una cerveza que necesita que le des la vuelta antes de consumirla para despertar todas sus propiedades, elevando la experiencia de consumo de la manera más pura y fresca. Este procedimiento despierta la levadura, que se queda en suspensión, dotándola de un carácter excepcional. En el caso del barril, es conveniente moverlo ligeramente cada día para mantener todas las propiedades de la cerveza.

Además, como reflejo del espíritu pionero y el mimo con el que El Águila se mantiene fiel a su propia historia, el diseño de la botella de Sin Filtrar se ha inspirado en el de las que se usaban hace más de un siglo.

El Águila recomienda el consumo responsable

 

Fuente -> https://www.muyinteresante.es