CDE: Mipymes se movilizan en repudio al proyecto de ley de insolvencia

0
31

La Cámara de Senadores aprobó ayer el proyecto de ley de insolvencia, decisión que preocupa a las mipymes del país, teniendo en cuenta que, de promulgarse, el acreedor tendrá luz verde para manejar la deuda. Al respecto, Iván Airaldi, representante del sector en Alto Paraná, lamentó la postura de los legisladores en detrimento de los empresarios, que arrastran una crisis por la pandemia del coronavirus. Para este jueves se prevé una manifestación en el microcentro de Ciudad del Este, en repudio a la propuesta.

Los empresarios esperan que el proyecto de ley de insolvencia sea rechazado en la Cámara Baja.

“Supongamos que uno debe G. 5 millones. Se presenta y dice que puede pagar un millón por mes, pero el acreedor no acepta y le pide mínimo 4 millones. Le dan una segunda oportunidad en 15 días y si no hay solución ya le declaran insolvente”, explicó el empresario Iván Airaldi en relación al proyecto de ley de insolvencia que cuenta con media sanción en el Congreso Nacional.

Expresó que con esta normativa se le da todas las prerrogativas al acreedor para que disponga de la deuda. “Uno queda con las manos atadas sin poder hacer nada”, lamentó Airaldi, que debido a la crisis por el covid cerró su empresa desde julio último.

“Se usa mucho el término reactivación económica en nombre de las mipymes, pero al final no hay ayuda para las mismas. Esta nueva ley se hizo para favorecer a los bancos”, criticó el empresario.

El 50% de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) se vieron afectadas por la paralización de actividades. “Estamos en una situación complicada y la reciente ley de insolvencia puede agravar la situación”, vaticinó Iván Airaldi, al señalar que es una fuerte estocada al sector empresarial, que apenas está subsistiendo, luego de la cuarentena sanitaria. Recordó que solo el 14% de las mipymes instaladas en el décimo departamento accedieron a créditos.

¿QUÉ ES LA LEY DE INSOLVENCIA?

El proyecto de ley de resolución de insolvencia -que modifica la actual ley de quiebras- establece un plazo muy corto para que los deudores encuentren alternativas para regularizar sus obligaciones y además pueden perder sus bienes en nombre de sus deudas. La normativa establece tres caminos: dos de negociación y otro de liquidación, con la quiebra judicial.

La Cámara de Diputados tiene un plazo de 15 días para aprobar o rechazar el documento, que cuenta con 300 artículos. En ese contexto, el artículo 9 establece que “todo deudor comerciante que llegara al estado de insolvencia deberá presentarse dentro del plazo de noventa días ante el juzgado competente pidiendo la convocación de sus acreedores o su quiebra o la apertura de un procedimiento de homologación judicial de un acuerdo extrajudicial de reorganización. El plazo se computará a partir de la fecha del segundo incumplimiento de obligaciones de cualquier naturaleza o carácter”.

Fuente -> http://www.laclave.com.py