Catnip para gatos. ¿Qué es y qué efectos tiene?

0
49

La hierba en cuestión se llama hierba gatera o catnip (Nepeta cataria es su nombre científico) y pertenece a la familia de la menta. De hecho, también se la conoce como menta gatuna.

En tiempos de los romanos, la Nepeta cataria se empleaba para tratar trastornos como la ansiedad, la fiebre y el malestar estomacal. Hoy en día se toma en infusión para ayudar a hacer la digestión.

En el caso de los gatos, que es lo que ahora nos ocupa, el catnip contiene un compuesto llamado nepetalactona que atrae a una buena cantidad de ellos. Se cree que entre el 70 % y el 80 % de los mininos no puede resistirse a su fragancia. Aunque no existe consenso sobre lo anterior, lo que sí tiene claro la comunidad científica es que los gatos menores de tres meses “pasan olímpicamente” de la hierba gatera. La explicación que dan los expertos sobre por qué atrae a tal cantidad de felinos tiene que ver con motivos medioambientales y genéticos.

Pero ¿qué hace un gato en presencia de la hierba gatera? Si el felino es de los que se sienten atraídos por el catnip, puede ser que se roce con él, lo mordisquee, lo lama o se revuelque sobre él. En cuanto las partículas de nepetalactona pasen al aire, el gato las inhalará y es ahí cuando empezará a hacer “cosas raras” como cazar ratones o pajaritos invisibles, que solo existen en su imaginación, y se mostrará especialmente juguetón. El efecto dura entre cinco y quince minutos y acaba con el animal en calma. Tendrán que pasar mínimo dos horas para que el gato vuelva a interesarse por la planta.

Aunque de primeras puede sonar a sustancia estupefaciente, lo cierto es que la hierba gatera no es dañina. Es más, muchos de los juguetes destinados a los mininos, como pelotas, mantas o rascadores la contienen. También se encuentra en snacks.

Puedes servirte de hierba gatera para que tu gato se mueva un poco si es algo vago. En el mercado puedes encontrarla en spray y rociarla, por ejemplo, en su rascador, para que se anime a rascar ahí y no en tu sillón nuevo. En snack puedes dársela como premio a su buen comportamiento.

Y como el efecto final es relajante, no es mala ideal tenerla a mano para darle cuando veas que está nervioso o ansioso.

Cultivar catnip

En casi cualquier tienda de animales encontrarás semillas de hierba gatera para plantar en tu jardín o en una maceta. La hierba gatera es muy barata y fácil de cultivar. Lo ideal es hacerlo a principios de primavera, en el exterior. También hay sitios que te venden la maceta de catnip directamente.

Aunque hemos dicho que el catnip no es dañino para el gato, habrá que tomar algunas precauciones para que el animal no se descontrole, como moderar la dosis y cerciorarnos de que el lugar donde esté el animal es seguro, es decir, proteger ventanas, balcones y huecos por los que pueda caerse. Hay que tener en cuenta que tras la fase en la que el animal se pone revoltoso, le sigue otra como de exaltación en la que puede que haga cosas extrañas o se ponga a correr descontrolado.

Otras opciones son mover la planta de vez en cuando para que no se acostumbre a encontrársela tan fácilmente, ponerla lejos de su alcance algunos días o darle el juguete que la contiene unos días y otros retirarlo.

Esta planta es una gran aliada de los gatos estresados o aburridos, pero si no vemos claro su uso, lo mejor es preguntarle al veterinario para que él nos aconseje cómo emplearla o llegado el caso la desaconseje. Esta hierba no es ni buena ni mala, dependerá del uso que hagamos de ella y de cómo dejemos que el gato se relacione con ella.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es