Caso Renato: familia denuncia que junta médica niega documentos a su perito – Nacionales

0
55

El abogado de la familia del niño Renato, Julio Godoy, denunció que -así como lo suponían- en la junta médica se “está cocinando” un dictamen a favor del Sanatorio Migone. “No le proporcionan a nuestro perito todos los elementos necesarios para que realice su trabajo en forma”, indicó.

La apertura de la junta médica se concretó con la primera reunión ayer en la Fiscalía General del Estado. La conforman las representantes del Ministerio Público, así como 12 profesionales médicos de los sectores público y privado, que dentro de este grupo están bajo coordinación del director del Laboratorio Forense de la Fiscalía, Pablo Lemir.

Lea más: Inician junta médica para aclarar el caso de Renato

“Ya existen preopiniones en favor de los médicos peritos del Migone. Y los propios de la Fiscalía, presumiendo que ya están comprados por ellos, nos ganan en número”, remarcó también el abogado.

El perito de la familia de la víctima es el patólogo José Gaspar Bellassai Zayas, quien hoy presentó una nota dirigida a Pablo Lemir para reiterar su pedido para acceder a los documentos y estudios médicos de la carpeta fiscal.

Los imputados

Por el fallecimiento de Renato Rojas Talavera están imputados los médicos María de Fátima Bastos A., José Manuel Ovando y Óscar Feliciano Cabrera R., por los supuestos hechos punibles de omisión de auxilio.

De acuerdo con los antecedentes, el 20 de agosto de 2019, a las 12:27, se produjo una alteración y una involución en el estado de salud del niño, luego de que se le hubiera administrado un medicamento. Por esta razón, la madre –como se pudo observar en filmaciones de circuito cerrado– pidió auxilio a los tres médicos nombrados anteriormente porque su hijo estaba empeorando y denotaba palidez.

A pesar de que los tres encausados hayan estado en el box cerca de donde estaba Renato, ninguno de ellos se movilizó para verificar la condición del niño.

La madre exclamó, por segunda vez, que revisen el estado de su hijo, que cada vez estaba en peor condición de salud, pero ninguno de los tres profesionales, dos de ellos residentes, se movió sino hasta después de que la médica responsable del área de pediatría llegó al centro médico privado, pero ya fue una reacción tardía.

Fuente -> http://www.abc.com.py