Casi 4.000 complicaciones por aborto en el año 2020 – Nacionales

0
19

Ayer se recordó el día de la despenalización del aborto en todo el mundo. Según el Ministerio de Salud Pública, de enero a agosto 2020 ingresaron por complicaciones del aborto al servicio de salud pública unas 3.877 mujeres y fallecieron cuatro mujeres por esta causa. Aproximadamente, unas 8.000 mujeres ingresan a los servicios hospitalarios públicos al año por tal.

29 de septiembre de 2020 – 01:00

Según datos del MSPBS de la Dirección General de Información Estratégica en Salud registró el ingreso a los servicios hospitalarios por complicaciones del aborto en el año 2018, de unas 9.704 mujeres. En el año 2019 ingresaron 8.661 y en lo que va este año 2020 de enero a agosto ingresaron 3.877 mujeres. Fallecieron en el 2018, 16 mujeres por aborto, en el 2019 tienen registrado una muerte y en 2020, ya fallecieron cuatro mujeres.

Clyde Soto, investigadora social del Centro de Documentación y Estudios (CDE), desde hace décadas viene trabajando y defendiendo los derechos de las mujeres en nuestro país, dice que es muy importante que hablemos de la “perjudicialización” de la ley que criminaliza y penaliza el aborto en Paraguay. “Las cifras son bastante impresionantes porque estamos con un nivel aproximadamente de nueve mil ingresos hospitalarios anuales por aborto solamente en el sistema público de salud y eso implica una cifra mucho mayor de realización de abortos.

“Lo más grave de esto es que es una ley cuya existencia no deriva en una persecución penal efectiva, si no que en graves consecuencias para la salud y la vida de las mujeres. Lo que logra el Código Penal en su artículo 349, es que las mujeres no acudan a los servicios médicos seguros y, por lo tanto, tengan que recurrir ante complicaciones del aborto incluso ante muertes, muertes que podrían haber sido evitadas si tan solo las mujeres hubiesen podido tener una atención adecuada para una decisión sobre la que tienen derecho porque se trata de sus cuerpos, de sus vidas y de sus propias decisiones reproductivas”, señala Clyde Soto.

En el caso de las niñas madres y adolescentes, sostiene la investigadora social que, es un tema bastante grave porque se tienen elevadas cifras aterradoras de abuso sexual infantil y de niñas que terminan embarazadas debido a este abuso. “Tenemos cifras de alrededor 700 partos anuales de niñas menores de 14 años, niñas que ni siquiera han llegado a la adolescencia y eso es bastante serio porque son cuerpos no preparados para la gestación, son personas que están en graves riesgos de vida y también de afectaciones a su salud y de su futuro debido al embarazo, lo que genera ser madre a temprana edad, muchas de esas niñas ven interrumpida su educación y de posibilidades de salir de la pobreza o de entornos peligrosos para su desarrollo como niñas”.

“Yo considero que una interrupción del embarazo en una niña menor de 14 años debería entrar en las generales de la Ley que permite el aborto en caso que la vida de las mujeres este puesta en riesgo por el embarazo en el parto, pero en Paraguay no existen antecedentes de que se haya entendido de esa manera la Ley, si no que al contrario obligan incluso a las niñas a proseguir con el embarazo y de llegar al parto a través de acciones especificas del Estado para impedir que las niñas accedan a una interrupción al embarazo, que sería una posibilidad que debería estar vigente en Paraguay. Creo que es necesario legislar la interrupción del embarazo para las niñas, es una posibilidad que está contemplada dentro de la protección de la vida de las niñas, pero más allá de eso el aborto para las mujeres debería ser una decisión propia sobre la cual no exista una intervención represiva del Estado”, sostiene Clyde Soto.

Por su parte, la doctora Gladys Mora, directora de Salud Sexual y Reproductiva del MSPBS, manifestó que desde el ministerio se defiende el derecho a la vida y el derecho a la salud. “Nuestras normas están basadas en evidencias científicas y trabajamos con base en la prevención y mejoramiento de la atención integral en todos sus aspectos. En la promoción de la planificación familiar, la atención prenatal de calidad, la atención de las emergencias obstetricias. La atención del parto vaginal, cesáreas, la atención de las mujeres en situación de aborto con calidad, seguridad e integralidad. La atención de la mujer en situación de aborto, recibimos los casos de las complicaciones. Muchas veces la mujer que se practica el aborto no llega al servicio de salud si es que no necesita, solo cuando la situación se complica. Entonces es ahí donde recurre al servicio de salud, básicamente tenemos un promedio anual de siete a ocho mil casos que necesitaron internación o tratamiento diferentes”, comentó la doctora Gladys.

Fuente -> http://www.abc.com.py