Buscan bajar índice de mortalidad de pacientes con COVID en terapia intensiva – Nacionales

0
33

La Dra. Fernández conversó este lunes con ABC sobre el panorama de los cuidados intensivos en los hospitales del país. En ese sentido, dijo que no todos los decesos ocurren en la UTI de los centros de asistencia en lo que a COVID se refiere; muchas veces es porque los pacientes “llegan tarde” y poco se puede hacer por ellos.

“Hay gente que falleció en UTI, otros a poco de ingresar, otros antes. Esta patología es bastante delicada, en horas te podés descompensar. Los números son buenos, pero aumentó el número de ocupación de camas. Si hubiéramos hecho las tareas un poco mejor, no necesitarían de terapia intensiva”, refirió.

Tema relacionado: Covid puso al tapete realidad de intensivistas

Consultada sobre cuáles son estas tareas, respondió que mucha gente dejó de creer en la existencia del coronavirus, por los “charlatanes” negacionistas y por los hechos de corrupción que salpicaron al Gobierno no solo con los “insumos chinos”, sino también con la baja ejecución del dinero que le fue cedido al MSP a través de la Ley de Emergencia.

“Se debilitó (el cuidado de la población) por el tema de corrupción que había saltado; eso hizo que la población deje de creer. Hay cosas que se pueden hacer aún”, sostuvo.

Dentro de este contexto, explicó que las estadísticas dentro de las UTI están mejorando porque de un 100% de mortalidad (todo el que ingresaba a terapia intensiva por COVID fallecía) ahora el número se redujo al 70% y el plan es bajar a menos de 60%.

“Partimos de 100% y fuimos bajando eso porque identificamos a quienes fallecían por insuficiencia respiratoria y otros que fallecían por patologías relacionadas. Tendríamos que intentar bajar por debajo del 60%”, añadió.

Lea más: Carencia y elevados costos en la UTI de Salud Pública

La médica reiteró que la disponibilidad de las terapias tiene mucho que ver con la cantidad de especialistas, que son pocos. “Teníamos necesidad de terapia intensiva mucho antes del COVID. No da la capacidad de seguir aumentando camas porque no tenemos la mano de obra. La capacidad está llegando al 80%. Los hospitales de referencia (de coronavirus) tienen una ocupación de más del 95%”, aseveró.

En ese sentido, explicó que hay una suerte de plan en el cual si la situación se desborda, un intensivista estará a cargo de más camas de terapia intensiva. Agregó que no saben hasta cuándo durarán los insumos que el Ministerio de Salud les provee, pero adelantó que siempre comunican sus necesidades.

“Necesitamos más en el interior del país, pero sabemos que tenemos limitaciones en cuanto a terapistas (…) Si son sostenibles estos insumos en el tiempo, en el fragor de la batalla vamos a ver”, agregó la doctora.

Por último, informó que la situación de muchos pacientes mejoró en terapia intensiva, por la información que se recibe desde el exterior a través de estudios científicos. Fernández concluyó indicando que lo más importante en las UTI para el tratamiento de pacientes con COVID son los respiradores y que el tratamiento médico depende de la situación del paciente.

Hasta ayer se reportaron 435 pacientes fallecidos por COVID-19 en el país desde el 7 de marzo. La cantidad de casos confirmados es de 22.486 y la de recuperados, 11.113.

Carencia y elevados costos en la UTI de Salud Pública

Fuente -> http://www.abc.com.py