Brasileño relata horas de terror estando secuestrado por policías paraguayos – Nacionales

0
68

Metheus Magiocca, quién junto a su pareja estuvo secuestrado por policías de la Comisaría de Torín, Caaguazú relató la angustia que vivieron, sobre todo cuando en un banco brasileño, tuvieron problemas para obtener el dinero de su rescate y verdaderamente temieron por su vida. “Ellos estaban con dos pistolas en el auto amenazándome”, recordó el joven, mientras su novia no volvía. Pese a su terrorífica experiencia en nuestro país, el extranjero dijo que es consciente que no todos los paraguayos son como estos uniformados. Esta tarde se produjo la detención de 4 policías de pero serían seis al menos los participantes.

19 de enero de 2021 – 21:34

Magiocca relató que junto a su novia había ingresado al país el 6 de enero ya estaban terminando un pequeño recorrido turístico que incluyó la ciudad de Encarnación, las ruinas jesuíticas de Trinidad y Ciudad del Este, y pretendían retorna a Sao Paulo, pasando obviamente a Foz de Iguazú, donde se reunirían con familiares.

Con lo que no contaban es que el puesto policial de Torín, Caaguazú, se encontrarían con presuntos “polibandis”. “Eran como las 16:00 (de3 ayer) cuando pasamos Torín. Ellos pidieron nuestros documentos, empezaron a hablar entre ellos, querían que bajemos del auto y empezaron a pedir dinero desde el principio. Quería como 50.000 reales, y decían que yo iba a ir preso por 35 años (plantándome droga) y mi novia por prostitución. Empezaron a pedirnos dinero y a amenazarnos”, relató Magiocca a ABC.

Lea más: Detienen a varios agentes policiales por secuestro y extorsión a turistas

Las pretensiones de los presuntos policías corruptos eran altas, e incluso presionaban a los turistas que pidan a sus familiares y solo pedían el pago en efectivo. “Empezamos a llamar a nuestras familias porque no teníamos dinero con nosotros. Ellos empezaron a transferir (el dinero) a mi novia, conseguimos como 20.000 reales que era lo mínimo que pedían. Cuando conseguimos 20.000, ellos pidieron más. Dijeron que es muy poco y juntamos como 25.000 pero no aceptaban por transferencia, solo efectivo”, comentó el turista.

Es así que los tuvieron retenidos toda la noche, en total más de 14 horas en la Comisaría, hasta que a las 6:00 de la mañana los despertaron para ir a Ciudad del Este, para que retiren el dinero en Foz de Iguazu. Dos policías se hicieron cargo de su vehículo y manejaron hasta Ciudad del Este, donde ya lo aguardaban otros dos agentes policiales.

“Nos encontramos en Ciudad del Este y uno de ellos paró un taxi para llevarle a mi novia a sacar el dinero (a Foz de Iguazú). Yo me quedé en Ciudad del Este con los 4 policías y ella fue sola con el taxista”, continuó relatando el joven, que a esa altura no solo estaba preocupado por su vida, sino por la de su novia.

La joven estuvo en todo momento dispuesta a retirar el dinero para no arriesgar a su novio, pero el sistema de seguridad brasileño detectó que algo estaba mal y a partir de ahí se empezó a venir abajo todo el plan de los policías infieles. “Ella fue al banco de Brasil para intentar sacar el dinero pero no se puede sacar una cantidad tan grande, se tiene que avisar antes al banco, entonces desesperada en el banco, alguien de seguridad llamó a un policial civil de Brasil para ayudarnos”, explicó el joven.

Fuera de generarles alivio, esto aumentó el temor de la pareja ya que no sabían como reaccionarían los Policías paraguayos, que tenían a Magiocca apuntándole con dos armas de fuego, aguardando el dinero. “Yo empecé a estar muy preocupado porque ellos solo hablaban en guaraní y yo no entendía nada, y ellos hablaban con el taxista, que era el único contacto de ellos. Me dijeron que se filtró la información, que alguien les delató, que ya no iban a quitarnos el dinero y mi novia estaba regresando. Que era para encontrarnos, y volver al Brasil lo más rápido posible”, dijo.

Finalmente los presuntos polibandis dejaron al joven en su vehículo y poco tiempo después llegó su novia, luego de que ya se alertara al comando tripartito de la frontera. El joven relató que actualmente se encuentra aún muy impactados por lo vivido, pero reconoció que son consientes que no todos los paraguayos tiene esta actitud demostrada por los policías, y que si bien ahora es muy pronto para decir si volverán alguna vez a Paraguay, no quiso desmeritar en demasía a nuestro país.

Fuente -> http://www.abc.com.py