Brasil supera 220.000 muertes por covid y roza los nueve millones de casos – Mundo

0
24

Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia de la covid-19 en el mundo, superó este miércoles las 220.000 muertes por la pandemia y roza los 9 millones de contagios, según los datos divulgados por el Gobierno.

27 de enero de 2021 – 19:46

De acuerdo con el boletín del Ministerio de Salud, Brasil registró en las últimas 24 horas 1.283 nuevas muertes por covid y 63.520 nuevos casos, que evidencian que la pandemia se sigue agravando en su segunda ola en el país.

Se trata del segundo día seguido en el que el número de muertes supera las 1.200 y el número de casos rebasa los 61.000. El martes habían sido contabilizados 1.214 óbitos y 61.963 contagios.

De acuerdo con la cartera de Salud, el gigante latinoamericano acumula hasta este miércoles 220.161 muertes y 8.996.876 contagios desde el primer caso registrado por el país el 26 de febrero del año pasado y desde el primer fallecimiento el 12 de marzo.

Tales cifras confirman a Brasil, con sus 210 millones de habitantes, como uno de los epicentros globales de la pandemia y como el segundo país con más muertes en el mundo por covid después de Estados Unidos y el tercero con más casos después de la nación norteamericana e India.

Lea más: Con casi 100 millones de casos, contagios diarios de covid-19 siguen a la baja

El número promedio de muertes en los últimos 14 días se mantuvo este miércoles en las 1.010 diarias, el mayor nivel desde comienzos de agosto, lo que equivale a un crecimiento del 17,03 % frente a la media registrada hace dos semanas (863 óbitos diarios el 13 de enero) y del 45,32 % en comparación con la de hace un mes (695 óbitos diarios el 27 de diciembre).

El número promedio de contagios en los últimos 14 días, por su parte, se ubicó en 52.880 diarios, con un crecimiento del 16,17 % en comparación con la media de hace dos semanas (45.520 casos diarios el 13 de enero) y del 27,11 % frente a la de hace un mes (41.600 casos diarios el 27 de diciembre).

El recrudecimiento de la pandemia llevó a algunos gobiernos a volver a imponer medidas de distanciamiento social o hasta toques de queda para intentar reducir los contagios.

Tal fue el caso de Amazonas, que desde hace dos semanas enfrenta un total colapso sanitario por falta de camas para los enfermos y de oxígeno para los que están conectados a respiradores mecánicos, que impuso un toque de queda de 24 horas diarias hasta el próximo domingo.

También fue el caso de Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil y el más afectado por la pandemia, que determinó el cierre de restaurantes y bares por las noches, así como los fines de semana.

La medida de la gobernación paulista generó una protesta este miércoles de comerciantes y propietarios de restaurantes, que se quejaron de las pérdidas económicas que sufrirán y de que sus establecimientos sean cerrados pese a que otras actividades que generan mayor aglomeración permanezcan en funcionamiento.

Pese a que Brasil inició hace una semana su campaña de vacunación y lucha para conseguir más antídotos a toda costa, la presión de la Justicia y de la oposición contra el negacionismo del presidente Jair Bolsonaro ha crecido en los últimos días.

Este martes, la Cámara de Diputados recibió una nueva solicitud para que se le abra un juicio político con fines destituyentes al líder ultraderechista por su cuestionada gestión ante la pandemia.

La nueva solicitud, que eleva a 63 el número de pedidos de “impeachment” acumulados en la presidencia de la Cámara de Diputados, lleva la firma de 380 obispos y pastores de iglesias cristianas, incluyendo la católica, las protestantes y las evangelistas.

La mayoría de las denuncias apuntan a la crisis sanitaria y a la supuesta omisión del Gobierno tanto en el combate directo al virus como en el atraso para la compra de vacunas, cuya eficacia el propio Bolsonaro ha puesto en duda.

En los últimos días tanto movimientos de izquierda como de derecha han marchado en todo Brasil exigiendo que el Congreso ponga en votación al menos una de las peticiones de apertura de juicio político contra el mandatario.

Las presiones por la salida de Bolsonaro ganaron fuerza el viernes con la divulgación de una encuesta que mostró que la evaluación negativa del mandatario subió hasta el 40 % y la positiva cayó hasta el 32 %.

Fuente -> http://www.abc.com.py